Páginas vistas en total

domingo, 9 de agosto de 2015

Urgente: Venda sus acciones de compañías mineras productores de plata y cobre en Perú, y de petróleo los pronósticos futuros son muy malos.Por CHRISTIAN BERTHELSEN encontrado en el WSJ

  Urgente: Venda sus acciones de compañías mineras productores de plata y cobre  en Perú, y de petróleo  los pronósticos futuros son muy malos.


Nota del autor del blog:

 Los futuros del cobre están en US$ 5 el kilo.

Los precios se están derrumbando y la plata caerá un 20 % por la bajada de las acciones de Shanghái y por la desaceleración económica china   y por la bajada del precio del petróleo.

Las acciones de la bolsa de Shanghái caerán mucho mas este o el otro año pues han estado sobrevaloradas en  200 % la pequeña corrección evaporo 
3,8 billones (12 ceros ) de dólares en 1 mes   y eso ha dejado sin dinero a las compañías especuladoras, muchos de los cuales están muy apalancadas, luego ellos están vendiendo todo tipo de activos como oro , plata joyas, etc, luego con la plata se hacen las foto celdas solares pero como el barril de petróleo esta en hoy US$ 43 el barril con tendencia a la baja eso hará que menos gente compre foto celdas y caerá otro 20 % mas el otro año .

Por parte del petróleo entraran al mercado más de 1 millón de barriles al día de parte de Irán como ya le suspendieron las sanciones , luego Irán enriquecerá uranio para mas centrales eléctricas nucleares y eso demandara  menos petróleo,  además  de los grandes yacimientos de gas metano convencional y no convencional que se están descubriendo por todo el mundo



El mercado golpea a la plata por partida doble


http://lat.wsj.com/articles/SB10479520686605314379004581160971153473008?tesla=y



PHOTO: BLOOMBERG NEWS

Por CHRISTIAN BERTHELSEN

Lunes, 10 de Agosto de 2015 0:03 EDT

Otrora promocionado como un metal precioso con usos prácticos, la plata está siendo golpeada por los dos frentes.

Al igual que el oro, la plata ha perdido brillo entre los inversionistas que ya no buscan un refugio de la agitación del mercado ni un valor de almacenamiento para protegerse contra la inflación.
El uso industrial del metal también está en descenso a medida que el crecimiento en las economías del mundo, particularmente China, empieza a desacelerarse.

“La plata está siendo vapuleada desde los dos lados”, señaló Ed Meir, analista de commodities en la firma de corretaje INTL FCStone.

Solo en los últimos 12 meses, el precio del contrato futuro de referencia ha descendido 27% a menos de US$15 la onza, superando de lejos el desplome de 16% del contrato más activo del oro y extendiendo un mercado bajista que empezó en noviembre de 2013. Frente a un máximo de tres décadas de US$48,599 la onza registrado en abril de 2011, la plata se ha hundido 70%.

Los precios de las acciones de algunas empresas de minería de plata han perdido alrededor de un cuarto de su valor este año. Sin embargo, la producción va en aumento.

La producción minera de la plata creció 8% en 2014, lo que añadió presión a la tendencia bajista. El año pasado, el total de los suministros llegó a su nivel más alto desde 2010, según datos del Instituto de la Plata, un grupo del sector.

México y Perú encabezaron la producción con 193 millones y 121 millones de onzas en 2014, según la consultora GFMS, unidad de Thomson Reuters. Bolivia, Chile y Argentina también su ubicaron entre los 10 países que más produjeron el metal el año pasado.

Muchos corredores de materias primas y analistas no son optimistas sobre la posibilidad de una recuperación.

Los analistas de Barclays predicen que los precios de la plata caerán 20% en el próximo año. Las apuestas bajistas sobre el metal han quintuplicado desde mayo de acuerdo a una medida: los inversionistas están sacando dinero del mayor fondo que cotiza en bolsa con énfasis en la plata a su mayor ritmo en cuatro años.

La caída de la plata es emblemática de los desafíos que enfrentan los inversionistas en los mercados de materias primas, desde el petróleo hasta el cobre y el maíz. Después de acumular posiciones en commodities durante los años de auge impulsados por el crecimiento de más de 10% de China y la flexibilización de los principales bancos centrales del mundo, los inversionistas se están retirando rápidamente.

En julio, el índice de materias primas S&P GSCI se desplomó 14%, y el lunes de la semana pasada tocó un mínimo de 13 años.

El actual entorno está muy lejos de los años que siguieron inmediatamente a la crisis financiera. La plata se disparó en 2010 en medio de temores de que las medidas de estímulo extraordinarias de la Reserva Federal de Estados Unidos intensificarían la inflación. Al mismo tiempo, el mundo estaba saliendo de una recesión, avivando la demanda de materias primas.


“La plata bien se puede describir como un híbrido: mitad metal precioso, mitad industrial”, dijo Bart Melek, estratega de materias primas de TD Securities en Toronto. Además de las preocupaciones en torno a China, los inversionistas se están preparando para que la Fed suba la tasa de interés de referencia de corto plazo por primera vez en casi una década. Es probable que una medida así tenga efectos negativos para los metales preciosos ya que el costo de oportunidad de mantener un activo que no tiene rendimiento crece, dijo Melek.

Un repunte en la actividad manufacturera que depende de la plata o renovadas preocupaciones económicas que envíen a los inversionistas a activos de refugio podría llevar a una recuperación de los precios del metal. Los inversionistas minoristas ya han salido a la caza de gangas. En julio, las ventas de monedas de plata por parte de la Casa de la Moneda de Estados Unidos más que se duplicaron frente a los niveles del año previo.

El jueves, el contrato de la plata más activo, para entrega en septiembre, cerró a US$14,8 la onza troy. El metal se ha desplomado 26% desde que entró por a territorio bajista, que se define como una caída de 20% desde un máximo reciente, el cual marcó en 2013.

La plata es llamada “el oro de los pobres” porque su precio relativamente bajo atrae a los inversionistas individuales, que hacen apuestas a menudo a través de acciones en los fondos que cotizan en bolsa y en otros valores. El precio del oro el jueves fue de US$1.093 la onza para el contrato más activo.

La relación de precio del oro y el de la plata, un indicador ampliamente seguido del valor relativo de los dos metales preciosos, es actualmente de 75 a 1, muy por encima del promedio histórico de alrededor de 50 a 1 que registró durante las cuatro décadas anteriores. En el pasado, el aumento de esta proporción ha provocado una ola de compras, pero muchos inversionistas están eludiendo la plata en esta ocasión.

Desde el inicio de 2015 hasta el 31 de julio, los inversionistas sacaron más de US$50 millones de iShares Silver Trust, el fondo de US$4.800 millones de BlackRock Inc. y el mayor fondo que cotiza en bolsa (ETF) respaldado por plata física, según Morningstar, firma que hace seguimiento a estos fondos. Fue el mayor flujo de salida para ese periodo desde 2011.

David Miller, presidente de inversiones de Catalyst Mutual Funds, dijo que inició una apuesta de US$1,2 millones contra los ETF de plata en las últimas semanas mientras el mercado caía y que hace poco añadió también apuestas al descubierto o en corto contra acciones de empresas de minería de plata.

Las acciones de las empresas de minería de plata, incluyendo Silver Wheaton Corp., Coeur Mining Inc. y Tahoe Resources Inc. han caído al menos 25% en lo que va del año, en comparación con una ganancia de 2% para el índice bursátil S&P 500.

“Creemos que la demanda en China está sin duda debilitándose”, dijo Miller. “No pueden seguir creciendo como lo habían hecho históricamente”.

China representa alrededor de un tercio de la demanda industrial total de todo el mundo. Su uso industrial de la plata subió 3,6% en 2014 a 186 millones de onzas, pero se hundió en áreas tales como la fabricación de joyas, de acuerdo con el Instituto de la Plata.

A nivel mundial, la demanda global de plata descendió 4% el año pasado, según datos del Instituto de la Plata. La caída se debió en gran parte a la debilidad de la demanda de los inversionistas de metales preciosos, cuyo atractivo se ha desvanecido en medio de una inflación moderada y una mejora sostenida de la economía de EE.UU.

“Los inversionistas no están realmente esperando inflación”, dijo Erica Rannestad, analista sénior de investigación y consultoría de metales de la firma GFMS, unidad de Thomson Reuters. “En este momento, no es importante”.

La demanda industrial de la plata cayó 0,5% el año pasado debido a declives en Europa y América del Norte. Hay muchos factores que están detrás del declive. Cuantos más los consumidores utilizan cámaras digitales, menos necesidad tienen de película fotográfica, que contienen plata. La creciente preferencia por las tabletas también impacta la demanda de plata, ya que menos de ese metal se usa para la fabricación de computadoras personales estándar. Por su parte, los fabricantes de paneles solares se están alejando de la plata a medida que buscan reducir costos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario