Páginas vistas en total

lunes, 23 de enero de 2017

El multimillonario George Soros esta haciendo una campaña multimillonaria para atacar al presidente Donald Trump alrededor del mundo , pero el fin es enriquecerse de alguna manera, como apostando contra la moneda , ventas al descubierto o algo así , pero dándole un enfoque filantrópico, como una persona que apoya a las mujeres etc,, el sr Soros dio un millón de dólares al ex presidente Alejandro Toledo para que organicé marchas multitudinarias en Perú contra el ex presidente Fujimori .El Sr tiene experiencia en enriquecerse con la desgracia de los gobiernos así como cuando aposto contra la libra esterlina y gano US$ 1000,000,000 . Soros podría ser uno de los artífices en la sombra de las denominadas 'revoluciones de colores' en Europa Oriental . analizado por Asra Nomani del Wall Street Journal, , quien descubrió y se atrevió a publicar en un artículo: al menos 50 de los movimientos organizadores de la marcha tienen vínculos con el multimillonario George Soros. .. (a la cárcel con el conspirador y sedicioso millonario ) encontrado en RT


El multimillonario George Soros esta haciendo una campaña multimillonaria para atacar al presidente Donald  Trump alrededor del mundo , pero el fin es enriquecerse de alguna manera, como apostando contra la moneda , ventas al descubierto o algo así , pero dándole un enfoque filantrópico,   como una persona que apoya a las mujeres etc,, el sr Soros dio un millón de  dólares al ex presidente Alejandro Toledo para que organicé marchas multitudinarias en Perú contra el ex presidente Fujimori .El Sr tiene experiencia en enriquecerse con la desgracia de los gobiernos así como cuando aposto contra la libra esterlina y gano US$ 1,000,000,000 . Soros podría ser uno de los artífices en la sombra de las denominadas 'revoluciones de colores' en Europa Oriental . analizado por Asra Nomani del Wall Street Journal,  , quien descubrió y se atrevió a publicar en un artículo: al menos 50 de los movimientos organizadores de la marcha tienen vínculos con el multimillonario George Soros. .. (a la cárcel con el conspirador y sedicioso millonario  )

Revelan vínculos abundantes entre las protestas anti-Trump por todo el mundo y George Soros

https://actualidad.rt.com/actualidad/229225-vinculos-womens-march-soros-protestas-trump

Publicado: 23 ene 2017 14:25 GMT | Última actualización: 23 ene 2017 17:44 GMT
6.4K419




Una periodista estadounidense ha elaborado una lista de más de 50 asociaciones financiadas por Soros que forman parte de la marcha de mujeres contra Trump.




Donald Trump llevaba menos de 24 horas en el poder y ya había manifestaciones multitudinarias en su contra. No sólo en Washington, no sólo en Estados Unidos, sino en ciudades de todo el mundo. Miles de mujeres marcharon contra el machismo mostrado por el nuevo presidente y en general contra un gobierno que consideran retrógrado, irrespetuoso con los derechos de las mujeres y peligroso para las libertades en general. Su protesta ha retumbado por todo el mundo; alentada por artistas e intelectuales ha logrado emocionar y captar la atención del público; el hashtag #womensmarch permaneció como trending topic en Twitter a lo largo de este fin de semana, y los medios de comunicación de todo el mundo han reseñado y analizado este movimiento que parece recoger un sentir claro y espontáneo frente a la toma de poder de Donald Trump.

Sin embargo, hay una sombra de duda que se extiende, precisamente, sobre el carácter "espontáneo" de este movimiento. Se trata de algo que pocos medios de comunicación han investigado o mencionado, y que en cambio la ex reportera del Wall Street Journal, Asra Nomani, descubrió y se atrevió a publicar en un artículo: al menos 50 de los movimientos organizadores de la marcha tienen vínculos con el multimillonario George Soros.

George Soros está considerado como uno de los especuladores más exitosos del mundo. Fue también uno de los principales soportes financieros de la campaña de la candidata demócrata Hillary Clinton, a la que donó decenas de millones de dólares. También, con una supuesta aunque muy discutida motivación filantrópica, financia numerosas ONG a lo largo y ancho del mundo, muchas de las cuales han apoyado intensos procesos subversivos en varios países. Numerosos analistas, por cierto, señalan que Soros podría ser uno de los artífices en la sombra de las denominadas 'revoluciones de colores' en Europa Oriental. Sin ir más lejos, no tuvo problema en reconocer que en 2014 estableció en Ucrania una organización no gubernamental que contribuyó efectivamente al derrocamiento del gobierno legítimo. Son acciones como éstas las que fundamentan las sospechas de que Soros podría estar intentando ejercer una vez más su poderosa influencia, ahora para debilitar el gobierno de Donald Trump. Además, hay otros elementos que justifican esa sospecha.

¿Por qué apoya Soros a estas organizaciones?
 
Canice LeungReuters
Uno de ellos es un documento, sencillo y revelador al mismo tiempo: la lista de todas las organizaciones de derechos humanos que son patrocinadas por Soros y que marcharon este sábado en contra de Donald Trump, elaborada por la propia periodista Asra Nomani. Son diversas en nombres, tamaños y motivaciones, pero tienen en común su oposición ideológica al nuevo gobierno de los Estados Unidos y el soporte financiero de Georges Soros. Entre ellas está la organización MoveOn, por ejemplo, una organización abiertamente favorable a Hillary Clinton, que cuenta con el generoso patricinio de Soros y que ya en noviembre alentó la fuerte ola 'anti-Trump' y llamó en su página web a "levantarse y luchar por los ideales estadounidenses".

Los motivos para protestar contra el discurso sexista, machista y misógino de Donald Trump son muchos y son ciertamente indiscutibles: las actitudes y las declaraciones machistas de Donald Trump han sido numerosas y empañaron gravemente su imagen durante toda la campaña. Sin embargo, el respaldo de Soros a los movimientos de protesta podría tener implicaciones menos relacionadas con la sensibilidad social, y tal vez estar revestido de un interés más financiero. En otras palabras ¿podría estar George Soros aprovechando la sensibilidad feminista o la lucha por los valores democráticos para magnificar una presión social que le ayudase  a derrocar el gobierno de Trump en favor de los demócratas, en los que invirtió generosamente?

Incongruencias llamativas

Muchas de las asociaciones participantes, como la mencionada MoveOn, que apoyaron al partido demócrata y que ahora claman contra el machismo de Donald Trump, parecen no mostrar la misma sensibilidad, según algunas voces críticas, con las "mujeres de Siria, Libia o Yemen", en alusión a los turbias gestiones realizadas por el entonces Secretario de Estado, John Kerry, que incluyen al Estado Islámico en Siria...y genéricamente a las relaciones de Estados Unidos con regímenes en los que las mujeres están sometidas a una lacerante desigualdad.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
 Seguir
 AlOtroLadodelMuro @_ju1_




Este señor fue responsable junto a Obama y Hillary de graves violaciones de derechos de las mujeres de Siria, Libia, Yemen

Le aplaudían
06:20 - 22 ene 2017
  818 818 Retweets   500 500 me gusta

Este tipo de incongruencia alimenta entre los sectores más excépticos -y también, por supuesto, entre los sectores más próximos a Trump- la sospecha de que se está utilizando el feminismo como un arma de combate político, y de la existencia de importantes poderes que desde sus instancias más o menos discretas están alentando este tipo de protestas para desgastar al recién inaugurado gobierno.

El FMI pronostica un futuro de incertidumbre económica para Latinoamérica con Donald Trump// encontrado en RT

El FMI pronostica un futuro de incertidumbre económica para Latinoamérica con Donald Trump

https://actualidad.rt.com/actualidad/229264-fmi-incertidumbre-economica-latinoamerica

Publicado: 24 ene 2017 00:07 GMT
90633
El organismo internacional prevé para América Latina un crecimiento del 1,2% en 2017, un 0,4% menos de lo que se esperaba, y estima que la región se verá afectada por la política comercial de EE.UU.
El FMI pronostica un futuro de incertidumbre económica para Latinoamérica con Donald Trump


El FMI pronostica un futuro de incertidumbre económica para Latinoamérica con Donald Trump

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner. Andres StapffReuters


La economía de los países de América Latina y el Caribe se resentirá en 2017 debido a la incertidumbre causada por la política comercial y migratoria del nuevo presidente de EE.UU., Donald Trump, con un crecimiento económico "más flojo" de lo previsto, del 1,2%, según lo ha advertido este lunes el director del departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, en el blog del organismo.

"El estímulo positivo generado por la mayor demanda prevista en EE.UU. podría verse contrarrestado por el aumento en las tasas de interés mundiales y la incertidumbre en torno a posibles cambios en la política comercial y migratoria de Estados Unidos, en especial para México y América Central", señala Wermer.


"La recuperación que se proyecta es más débil que la pronosticada en octubre", afirma Wermer. "Se prevé que la actividad económica en la región se expanda un 1,2% en 2017 y un 2,1% en 2018 tras una contracción de 0,7% en 2016", explica.


Según Werner, la salida de EE.UU. del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), del que México, Chile y Perú son firmantes, no supondrá un impacto negativo en sí mismo, sino que traerá consigo la desaparición de elementos positivos. "La economía de México continúa creciendo moderadamente, pero está entrando en un terreno difícil", apunta el economista, que afirma que el país verá un crecimiento de su PIB de un 1,7%, frente al 2,3% previsto el octubre pasado por el FMI.

Mientras, frente a la previsión del año 2016, que apuntaba a un crecimiento económico del 0,5% para Brasil, el FMI prevé que el país crecerá este año solo un 0,2%. Para Argentina el crecimiento será de un 2,2%, según las estimaciones de la entidad, frente al 2,7% previsto en octubre del año pasado.


Según el organismo solo Chile y Perú experimentarán un crecimiento de su PIB superior al estimado para 2017, de un 2,1% y un 4,3%, respectivamente.

La Casa Blanca ya no habla español hay 57 millones de habitantes hispanos en EEUU Casi un 20% de la población es hispanohablante.// por PABLO DE LLANO PABLO XIMÉNEZ DE SANDOVAL encontrado en el diario El País

La Casa Blanca ya no habla español hay 57 millones de habitantes hispanos en EEUU  Casi un 20% de la población es hispanohablante

La Casa Blanca ya no habla español


http://internacional.elpais.com/internacional/2017/01/23/estados_unidos/1485203753_770863.html

La supresión de su versión en castellano añade tensión a la relación de Trump con los hispanos


PABLO DE LLANO

PABLO XIMÉNEZ DE SANDOVAL

Miami / Los Ángeles 24 ENE 2017 - 02:32     CET


Una manifestación promigrantes en Washington.


Una manifestación promigrantes en Washington.  EFE

Si el adolescente Keny Velásquez tuviera que levantar la voz para defender el bilingüismo en Estados Unidos, la batalla estaría difícil. Caminado por la mañana por una calle de Miami, portando una bolsa con maíz precocinado para hacer tortillas, se detiene a responder la pregunta muy tímido, apartando la mirada, diciendo poquísimas palabras y en un tono a duras penas audible.


–¿Qué te parece que Trump haya quitado la versión en español de la web de la Casa Blanca?

Su respuesta, musitada, sin embargo es clara: “Odia a los latinos”.

Hondureño de 17 años, llegado a Estados Unidos hace tres, dice: “Quiero quedarme a vivir aquí para siempre”. Ha aprendido inglés en la escuela. "Me gusta mucho". Cuando se le pregunta cuál es su palabra favorita en esta lengua, responde:


–Hi –diminutivo en inglés de hola.

La supresión de la versión española añade otro gesto de fractura entre la nueva Administración y sus 57 millones de habitantes hispanos. "Es un detalle espantoso. Casi un 20% de la población es hispanoablante y de la mañana a la noche el español desaparece de la web. El mensaje es: no nos importa nada que seais bilingües, es vuestro problema”, opina Phillip M. Carter, catedrático de Lingüística en la Universidad Internacional de Florida (FIU).

La página había estado activa durante los ocho años de mandato de Barack Obama, traduciendo contenidos originales en inglés y generando otros en español sobre temas de interés de la comunidad hispana. Este lunes un portavoz de la Casa Blanca afirmó que la desaparición de la web en español, sin previo aviso ni aclaración de ninguna clase, es temporal y su recuperación "tardará un poco".

Nadie debería sorprenderse de que haya borrado la web en español, como candidato no le hizo ningún caso a la comunidad de habla hispana de Estados Unidos
ANA NAVARRO, COMENTARISTA POLÍTICA REPUBLICANA

“Nadie debería sorprenderse de que haya borrado la web en español”, responde la comentarista política republicana Ana Navarro, de origen nicaragüense y permanente azote de Trump.

“Como candidato, con las excepciones de hacerle promesas a la comunidad cubana, atacar a los inmigrantes y prometer la construcción de un muro en la frontera pagado por México, no le hizo ningún caso a la comunidad de habla hispana de Estados Unidos. Y como presidente no ha nombrado a ningún hispano en su gabinete, algo que ocurre por primera vez en décadas”.

Durante la campaña, las únicas referencias de Trump al español se limitaron a definir como “bad hombres” a los delincuentes de origen hispano y a recomendar a otro candidato republicano, Jeb Bush, cuya esposa Columba nació en México, “dar ejemplo y hablar en inglés”.


 Trump tras firmar una orden ejecutiva.
Trump tras firmar una orden ejecutiva. RON SACHS EFE

“Que nos hayan borrado de la página no significa que nos borren como americanos”, dice la congresista demócrata de padres mexicanos Nannete Díaz Barragán, que con 40 años conquistó su escaño federal por California en las pasadas elecciones. “Exijo al equipo de la Casa Blanca que revise de inmediato este asunto. Somos americanos y estamos aquí para quedarnos”, afirma. El expresidente del Partido Republicano en Florida Al Cárdenas, cubanoamericano, contempla el asunto de la web en español en un contexto más amplio y lo intepreta como una decisión que aumenta su “grado de preocupación” por las relaciones de la nueva presidencia con América Latina.


Desde Orlando, el activista puertorriqueño Jimmy Torres juzga la eliminación de la web como “otro paso de Trump para ganarse al sector más recalcitrante de los racistas americanos". "Este señor sigue a lo suyo, tirándole carne a los lobos. Es un nuevo acto de desprecio a la comunidad latina”. Torres lo compara con un vídeo de diciembre pasado que se hizo viral en el que una mujer mayor le decía con agresividad en la fila de un supermercado de Kentucky a una latina joven: “Habla en inglés. Estás en América. Si no sabes hablarlo, lo aprendes”.

En California, la primera economía de Estados Unidos y el Estado con más hispanohablantes del país, es prácticamente implanteable no tener una vía institucional de comunicación en español. Desde los anuncios por megafonía del metro de Los Ángeles hasta la información electoral, hay una versión en español de casi todo. California tiene un 39% de población latina, la gran mayoría de México. El condado de Los Ángeles, el más poblado de Estados Unidos, tiene un 50%. En las escuelas públicas de esta ciudad, más del 70% de sus 600.000 alumnos son latinos. Cualquier rueda de prensa del alcalde, Eric Garcetti, es bilingüe, en inglés y español. En Florida, el condado de Miami Dade tiene un 65% de latinos, y una de sus ciudades, Hialleah, supera con holgura el 90%.

Es un ataque fundamental a nuestra democracia, una cosa que nos debe alarmar a todos
STEVE ZIMMER, PRESIDENTE DEL CONSEJO ESCOLAR DE LAS ESCUELAS DE LOS ÁNGELES

Steve Zimmer, presidente de la Junta Escolar del Distrito escolar de Los Ángeles, pone su administración como ejemplo de la relevancia del español. “Es de fundamental importancia que nuestros padres tengan acceso a la información sobre la educación de sus hijos en su propio idioma”, contesta en un correo electrónico. Su oficina está aumentando el personal bilingüe para dar servicio de traducción a varios idiomas. “El hecho de que la Casa Blanca haya abandonado el compromiso que tenía la Administración de Obama con dar servicio adecuado a todas nuestras comunidades forma parte de un ataque fundamental a nuestra democracia, cosa que nos debe alarmar a todos”, dice el presidente del segundo distrito escolar más grande de Estados Unidos.

La situación es parecida en todo el suroeste de Estados Unidos. En Arizona, entre Tucson y la frontera con México los carteles de la carretera dejan de estar en millas y la distancia se comunica en kilómetros. Texas, el segundo estado con más población hispana después de California, tiene un 48% de alumnos en sus escuelas de origen hispano, según datos de Pew Center. En cualquier administración de las grandes ciudades de Estados Unidos la opción de dar información en español saldría sin preguntar. Desde el viernes, no es así en la Casa Blanca.

La ausencia de la versión en español de la Casa Blanca de Trump, “espero que sea falta de preparación y no por menospreciar a nuestra comunidad”, dice Ben Monterroso, director de Mi Familia Vota. Su organización se dedica precisamente a conseguir que los latinos participen en política, y en ese trabajo es importante que la información esté en español. “Espero que sea algo que no se habían preparado y sea temporal. Si es permanente, es más serio”, dice Monterroso. “Pero aún así no deja de ser una indicación de la prioridad que somos para ellos. No hace falta hablar inglés para ser americano. Uno es americano por la forma en que contribuye a este país”.

Esa es la nueva realidad: el presidente no nos ve como parte de este país
DAVID HUERTA, PRESIDENTE DEL SINDICATO SEIU EN LOS ÁNGELES

A la espera de ver si es que simplemente el equipo de Trump no había pensado esa posibilidad y lo arregla en el futuro, Monterroso cree que “lo más importante es el simbolismo”, independientemente de que una mayoría de latinos entienda inglés, porque se han educado en ese idioma. “Hemos luchado muchísimo para que se reconozca que somos parte de este país y que no nos ignoren y no nos traten diferente porque hablamos español. Eliminar abruptamente se espacio en el website puede mandar mensajes que no son necesarios y regresar a otros tiempos”.

David Huerta es el presidente en Los Ángeles de SEIU, el sindicato de trabajadores de servicios más grande de Estados Unidos. Muchos de sus afiliados son inmigrantes latinos y parte no hablan inglés. Eliminar el español de las administraciones “no se debería permitir”, opina. “La transparencia del Gobierno es un derecho básico que tenemos todos” y que se está violando si no se facilita en otros idiomas. “Es una discriminación. ¿Cómo se comunica con su Gobierno alguien que no habla inglés? No solo hispanos, sino chinos o árabes. El inglés no es el único idioma de Estados Unidos”. “Es obvio que esto es un mensaje de que este presidente, cuando dice América primero, no incluye a los hispanos, que somos la primera minoría de este país y la mayoría en muchas partes del suroeste”, opina Huerta. “Esa es la nueva realidad: el presidente no nos ve como parte de este país”.


"Apostar por el monolonguismo en un país de gran diversidad cultural y social como lo es Estados Unidos no es un asunto menor", opina Cristina Rivera Garza, escritora mexicana y profesora de Estudios Hispánicos y Escritura Creativa en la Universidad de Houston. "Los cambios demográficos que convirtieron al español en una lengua necesaria y viva no se revertirán de la noche a la mañana. Hablemos español en las calles y en las escuelas, en los centros comerciales, en el transporte público, en las plazas. Continuemos escribiendo en español desde Estados Unidos. Esa también será nuestra resistencia ante Trump".

LA CASA BLANCA DICE QUE NO HA COMPLETADO LA ACTUALIZACIÓN DE SU PÁGINA WEB
JOAN FAUS (WASHINGTON)
Preguntado al respecto, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, sugirió este lunes que se recuperará la versión en español de la página web. Adujo que llevará “un poco más de tiempo” tener completada “pieza a pieza” la actualización del conjunto de la web presidencial.

“Hay mucho a hacer, hemos hecho mucho trabajo en la página web para garantizar que estábamos preparados para lograr lo más rápido posible el máximo número de información posible. Continuaremos construyendo la página web en el área de los asuntos y en esa área”, explicó, en referencia a la web en español, en una rueda de prensa.




El gobierno mexicano y los empresarios esta tan asustados como lo estuvo el gobierno de Stalin en la Unión Soviética cuando Hitler lo invadió, lo agarro desprevenido, por lo menos México se ha enteró de los planes medio año antes./// por LUIS PABLO BEAUREGARD encontrado en el diario El País.

El gobierno mexicano  y los empresarios esta tan asustados como lo estuvo el gobierno de Stalin en la Unión Soviética cuando Hitler lo invadió, lo agarro desprevenido, por lo menos México se ha enteró de los planes medio año antes.




Peña Nieto: “Ni confrontación ni sumisión con Trump”

El presidente mexicano presenta un decálogo de objetivos rumbo a la negociación del Tratado de Libre Comercio con EE UU

LUIS PABLO BEAUREGARD


México 23 ENE 2017 - 22:31        CET


 

 FOTO: EFE | VIDEO: GOBIERNO DE MÉXICO
México se prepara para la tormenta que viene.

El Gobierno mexicano fijó este lunes su postura dos días antes de que emisarios del Gobierno de Enrique Peña Nieto arriben a Washington para renegociar con la Administración de Donald Trump el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Peña Nieto dijo que ante el proteccionismo de Estados Unidos, México seguirá la apertura del libre mercado. La realidad obligará al país a ampliar sus miras buscando nuevos destinos para sus exportaciones y a entablar el diálogo político con otras naciones. De esta forma se pretende reducir su dependencia de su vecino del norte, con quien México tiene un comercio diario de 1.400 millones de dólares. “A Estados Unidos le conviene que a México le vaya bien”, dijo el presidente.




El Gobierno mexicano anunció un decálogo de objetivos para la negociación con Trump. Los emisarios, los secretarios de Relaciones Exteriores y de Economía, exigirán a Estados Unidos respetar los derechos humanos de los mexicanos indocumentados.
México también pedirá a la contraparte “no dificultar” el libre flujo de remesas. Se teme que Trump quiera utilizar este dinero enviado por inmigrantes en Estados Unidos a sus familias en México para financiar su muro fronterizo. En 2016, estos recursos sumaron más de 24.000 millones de dólares. “México no cree en los muros”, dijo Peña Nieto, que se reunirá con su homólogo estadounidense el 31 de enero.


El presidente insistió en su visión de que el TLCAN debe seguir con vida permitiendo el comercio sin aranceles entre Estados Unidos, Canadá y México. El acuerdo, sin embargo, debe ser ampliado para incluir los sectores de telecomunicaciones, energía y de comercio electrónico. Canadá dio a conocer este lunes que su equipo negociador irá por la libre y no formará equipo con los mexicanos.



El Gobierno mexicano teme que Trump comience deportaciones masivas. México pedirá en sus negociaciones respetar los protocolos de expulsiones instrumentadas en los ocho años de Barack Obama en la Casa Blanca, cuando fueron devueltos a México tres millones de personas. “Las repatriaciones deben ser de manera coordinada y se debe mantener el trato digno y respetuoso” a los deportados, pidió Peña. El papel de México a la crisis migratoria ha disminuido. El número de mexicanos que intentaban ingresar ilegalmente a Estados Unidos pasó de 380.000 en 2009 a 80.000 en 2014. En cambio, ha incrementado el número de migrantes no mexicanos. En 2016 fue medio millón de personas.

México no cree en los muros
ENRIQUE PEÑA NIETO, PRESIDENTE DE MÉXICO
El mandatario estuvo cobijado en el evento en Los Pinos por miembros de su gabinete, los presidentes del Congreso, gobernadores y líderes empresariales. Todos los oradores llamaron a la unidad nacional para afrontar la amenaza de Trump, quien se ha mostrado abiertamente hostil con los mexicanos incluso antes de entrar en la Casa Blanca. El presidente dijo que en el trato con el nuevo gobierno de EE UU no habrá “confrontación ni sumisión”. “La solución es el diálogo y la negociación”, agregó.

Peña Nieto ha sido presionado para encarar al magnate con una posición más férrea. Andrés Manuel López Obrador, líder del izquierdista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y puntero en las encuestas rumbo a las presidenciales de 2018, pidió el viernes al Gobierno acabar con la “pasividad” y tomar la iniciativa para defender la soberanía.

La apuesta del Gobierno Peña Nieto es la conciliación. El canciller Luis Videgaray, uno de los emisarios de Peña junto al secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo este lunes que México se sentará con mucha confianza en la mesa de discusión sobre el TLC. “México es indispensable para Estados Unidos”, dijo el secretario de Exteriores. Videgaray recordó que varias entidades de EE UU, incluso algunas que dieron la victoria a Trump en noviembre, dependen de las exportaciones al sur. El canciller aseguró que más de 1.2 millones de empleos en California, Texas, Indiana y Wisconsin están vinculados a las exportaciones a México.

El plan B del presidente Peña Nieto es fortalecer las relaciones políticas y comerciales con América Latina, Europa y Asia. México tiene firmados tratados de libre comercio con 46 países en tres continentes. El presidente anunció que el país buscará acuerdos bilaterales con diez países que iban a conformar el Tratado de Asociación Transpacífico, que recibió este lunes el tiro de gracia después de que Trump retirara a Estados Unidos. Peña Nieto prometió también acercamientos con Argentina y Brasil, la economía más grande de la región, además de fortalecer la Alianza del Pacífico, conformada por Colombia, Perú, Chile y México.


Peña Nieto tendrá la oportunidad de iniciar la apertura de México al mundo este miércoles durante la quinta edición de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) de República Dominicana. En la reunión, Peña Nieto tocará temas de seguridad y migración con sus homólogos de Guatemala, Honduras y El Salvador.

La retirada estadounidense del TPP golpea México, lastra Chile y Perú y da aire a Mercosur, y la gran beneficiada es China pues el TPP, era un TLC anti China promovido por EEUU; a México le convenía ,pues le permitía abrir el mercado Japonés a los productos agrícolas de México , digamos, el arroz tiene un arancel de 700 % en Japón , Barack Obama les dijo que lo bajen y les permitía que Japón entre con todo a EEUU y , Japón estuvo de acuerdo . Pero abrir el mercado agrícola japonés de elevado costo a todos los demás países agrícolas como Perú , Vietnam con bajo costo por la mano de obra barata, arruinaría a los agricultores Japoneses y, Japón no se integrará.// IGNACIO FARIZA encontrado en el diario El País.

La retirada estadounidense del TPP golpea México, lastra Chile y Perú y da aire a Mercosur, y la gran beneficiada es China pues el TPP, era un TLC anti China promovido por EEUU; a México le convenía ,pues le permitía abrir el mercado  Japonés  a los productos agrícolas de México , digamos, el arroz tiene un arancel de 700 % en Japón , Barack Obama les dijo que lo bajen y les permitía que Japón entre con todo a EEUU y , Japón estuvo de acuerdo . Pero abrir el mercado agrícola japonés de elevado costo a  todos los demás países agrícolas como Perú , Vietnam con bajo costo por la mano de obra barata, arruinaría a los agricultores Japoneses y, Japón no se integrará.

La retirada estadounidense del TPP golpea México, lastra Chile y Perú y da aire a Mercosur



Los analistas ven a China como el gran beneficiado de la primera decisión de Trump en política comercial


IGNACIO FARIZA

México 24 ENE 2017 - 02:24       

 El carguero chino CSCL Globe en el puerto de Felixstowe (sur de Inglaterra).
El carguero chino CSCL Globe en el puerto de Felixstowe (sur de Inglaterra).  REUTERS

 Antes incluso de que el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya iniciado la temida renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta, por sus siglas en inglés) entre EE UU, Canadá y México, la primera decisión del inquilino de la Casa Blanca ya salpica a su vecino del sur y al resto de América Latina. La retirada estadounidense del TPP, el acuerdo de la primera potencia mundial con 11 países a ambas orillas del Pacífico promovido por Barack Obama, no por esperada, deja de ser un duro un golpe para la economía mexicana y, en menor medida, para los otros dos países latinoamericanos firmantes del pacto: Perú y Chile. Por otro lado, la decisión del magnate republicano beneficia, colateralmente, a los países de Mercosur, liderados por Brasil y Argentina, que ganan tiempo para firmar nuevos tratados y evitar así quedarse al margen de la nueva arquitectura del comercio internacional. Y deja a China en una posición de gran fortaleza.



En el caso de México, el daño es especialmente significativo. Con una economía fuertemente dependiente de las exportaciones —en especial a EE UU, destino de ocho de cada 10 dólares de productos mexicanos vendidos al exterior—, el TPP suponía una oportunidad única para abrir nuevos mercados al otro lado del océano Pacífico. La necesidad de buscar socios comerciales más allá de EE UU es ahora más acuciante que nunca: la incertidumbre sobre la renegociación del Nafta —para la cual los presidentes mexicano y estadounidense tienen previsto reunirse el 31 de enero en Washington—, una de las principales obsesiones de Trump en campaña, obliga al Gobierno de Enrique Peña Nieto a optar por compradores alternativos de sus productos. Y ahí las oportunidades del TPP eran inmensas: las exportaciones mexicanas a los firmantes del pacto excluidos EE UU y Canadá fue de solo 9.000 millones de dólares en 2015, frente a los casi 320.000 millones vendidos a sus dos socios norteamericanos.



A falta de su ratificación final, la rúbrica del TPP en febrero pasado sentaba las bases para la puesta en marcha del acuerdo comercial de más alto nivel suscrito hasta ahora por el peso específico de los países firmantes (Australia, Brunei, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam), que suman el 40% del PIB mundial, el 26% por ciento del comercio internacional y el 10% de la población del planeta. La retirada de la primera potencia mundial, EE UU, enrocada en una posición proteccionista que marca el inicio de la era Trump, lo deja herido de muerte: para su entrada en vigor tenía que ser ratificado, antes de febrero de 2018, por al menos seis países que supusiesen el 85% del PIB del bloque.

Sin EE UU, esta meta es ya imposible. Ahora queda por ver si un pacto alternativo puede echar andar sin Washington, como ha sugerido en las últimas semanas el Gobierno neozelandés, o si, como sostiene Japón —la segunda mayor economía del TPP—, “carecería de sentido” sin la participación estadounidense.


Ignacio Bartesaghi, director del departamento de Negocios Internacionales e Integración de la Universidad Católica del Uruguay, detalla en conversación con EL PAÍS la incertidumbre para México tras la decisión de Trump. “Todo lo que cambiaba el TPP, que era relativamente bueno para este país, queda en nada”, apunta.

 “El gran salto era profundizar su relación con Asia Pacífico: Japón, Vietnam, Australia, Singapur… Hoy solo tiene acuerdo comercial con Japón y con ningún otro de Asia Pacífico. ¿Por qué? Por su estructura productiva: su economía es poco complementaria con las de los países de Asia Pacífico”. Este lunes, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha subrayado la intención de su país de buscar acuerdos bilaterales de comercio con los países asiáticos que conformaban el acuerdo. Bartesaghi, no obstante, ve en la renegociación del Nafta prometida por Trump el “riesgo más obvio” para México. La Bolsa del país norteamericano, en cambio, hizo oídos sordos a las dudas sobre el futuro económico a medio plazo y avanzó casi un 1,7%. El peso, vapuleado desde que Trump emergió como figura política de primera nivel en EE UU, también siguió la senda alcista y recuperaba un 0,4% frente al dólar a última hora de la tarde de México.

Casos muy diferentes

El caso de los otros dos países latinoamericanos incluidos en el TPP, Chile y Perú, es diferente. “No tendrá un impacto muy profundo para ellos”, asevera el analista uruguayo. A diferencia de México, Chile ya tiene acuerdos comerciales bilaterales con prácticamente todos los Estados de Asia Pacífico firmantes del tratado. “Lo que hacía era profundizar en su relación comercial, pero no suponía una mejora de acceso a los mercados, como sí sucedía con México”. Perú, por su parte, no tiene acuerdos comerciales con Australia, Brunei o Nueva Zelanda, pero sí con el grueso de los países incluidos en el TPP. “Había mejoras, pero Perú está más avanzado que México en política comercial con Asia Pacífico”, subraya Bartesaghi al tiempo que destaca que la salida estadounidense del TPP puede ser una buena noticia para los países de Mercosur, capitaneados por Brasil y Argentina: “Habían quedado retrasadas en política comercial y les dará tiempo para poder negociar nuevos acuerdos”. En este sentido, el profesor de la Universidad Católica cree que la posición de la nueva Administración estadounidense será un aldabonazo y añadirá incentivos para el sempiterno acuerdo Unión Europea-Mercosur.

Una de las principales fortalezas que los analistas veían en el TPP era la posibilidad de conectar países desarrollados con otros en vías de desarrollo, así como a Estados semiindustrializados entre sí. “Durante los últimos años, los países emergentes y en desarrollo –en particular, las economías asiáticas– se han convertido en actores cada vez más importantes del comercio internacional, y esto a su vez ha fomentado un aumento en los volúmenes de comercio norte-sur y sur-sur”, subrayaba Antoni Estevadeordal en un reciente análisis del think tank estadounidense Brookings Institution.

Bartesaghi, en la misma línea que muchos de los ponentes que han participado en los últimos días en el Foro de Davos, no duda en calificar de “error estratégico de gran dimensión” la decisión de Trump de no ratificar el TPP: “Renuncia a fijar las reglas del juego del comercio mundial y deja a China como líder del libre comercio en todo el mundo”. ¿Seguirá adelante el TPP sin EE UU? “Creo que sí. Salvo Vietnam y Japón, el resto quieren seguir y están en disposición de firmar un acuerdo”, cierra. Los escollos, sin embargo, han ido creciendo a medida que pasaban las horas desde el anuncio del presidente estadounidense: Chile, a través de su canciller, ha confirmado que no insistirá en el tratado y ha sembrado aún más incertidumbre sobre un pacto cada vez más lejano.


domingo, 22 de enero de 2017

Las multinacionales han ofrecido inversiones millonarias en EEUU para quedar bien con el presidente Trump , pero antes deben ser aprobadas por los accionistas , pues no tiene sentido construir plantas en EEUU si no te comprarán, pues es un producto más caro ; por otro lado China ha publicado una lista de represalias contra empresas de EEUU si decide poner los aranceles de 35 % a 45 % además que se sumaran las represalias de Europa . por GONZALO TOCA encontrado en el confidencial.

Las multinacionales han ofrecido inversiones millonarias en EEUU para quedar bien con el presidente Trump , pero antes deben ser aprobadas por los accionistas , pues no tiene sentido construir plantas en EEUU si no te comprarán, pues es un producto más caro ; por otro lado China ha publicado una lista de represalias contra empresas de EEUU si decide poner los aranceles de 35  % a 45 % además que se sumaran las represalias de Europa


Las multinacionales que cortejan a Trump: inversiones millonarias tras sus amenazas


Las amenazas de Donald Trump han generado un reguero de anuncios y compromisos de multinacionales estadounidenses y extranjeras que aseguran que invertirán en EEUU

 Foto: El presidente de EEUU, Donald Trump, saluda a la multitud durante su toma de posesión, en Washington, el 20 de enero de 2016. (Reuters)

El presidente de EEUU, Donald Trump, saluda a la multitud durante su toma de posesión, en Washington, el 20 de enero de 2016. (Reuters)
GONZALO TOCA

23.01.2017 – 05:00 H. - ACTUALIZADO: 10 H.
Las amenazas de Donald Trump contra las compañías que produzcan en el extranjero han generado un reguero de anuncios y compromisos por parte de muchas multinacionales estadounidenses y extranjeras. Las compañías se han lanzado a prometer inversiones millonarias y la creación de cientos de miles de empleos en territorio estadounidense.

¿Cuáles son las principales empresas y a qué sectores pertenecen?
Entre las firmas norteamericanas, destacan los gigantes de la automoción, y resultan especialmente ilustrativos los casos de Ford y General Motors (GM). El presidente mundial de Ford, Bill Ford, acaba de suspender una inversión de 1.600 millones de dólares en México —que habría supuesto trasladar allí una fracción de su producción en Estados Unidos— después de que Trump lo llamase insistentemente a su móvil para presionarlo.

Aunque GM sugirió que no le intimidaban las advertencias del entonces presidente electo sobre la imposición de aranceles sobre la producción mexicana de sus modelos Chevy Cruz, solo una semana después tuvo que prometer que invertiría 1.000 millones de dólares en la primera potencia mundial. Su portavoz aclaró, por si hiciera falta, que el anuncio estaba diseñado para coincidir con la llegada del nuevo inquilino a la Casa Blanca.


Fábrica de Ford. (Reuters)

Fábrica de Ford. (Reuters)
Fábrica de Ford. (Reuters)
Otras empresas estadounidenses que han empezado a movilizarse son IBM, WalMart, Carrier y Amazon. Justo la víspera de una cumbre entre el entonces presidente electo Trump y las empresas tecnológicas en diciembre, Ginni Rometty, CEO de IMB, publicó una columna en el diario 'USA Today' donde anunciaba que contrataría a 25.000 empleados durante los próximos cuatro años y que invertiría 1.000 millones de dólares en capacitar a su plantilla en Estados Unidos.

WalMart, que forma parte del eje de grandes corporaciones que Trump considera que deberían replantearse su estrategia para producir la mayor parte de sus bienes en el país, ha asegurado que contratará a 10.000 trabajadores. Carrier va a mantener, contra pronóstico, 1.100 empleos en su factoría de Indianápolis.

La situación de Amazon es más espinosa. Trump acusó a su fundador y principal propietario, Jeff Bezos, de utilizar su periódico, 'The Washington Post', para hacerle daño políticamente. Además, añadió que las motivaciones de Bezos eran evitar una investigación de su empresa por posición dominante y por los malabares fiscales que hace para pagar pocos impuestos. Después de expresar su oposición a Trump durante la campaña, el fundador de Amazon le ha felicitado por ganar las elecciones, ha intentado reconducir la relación y ha prometido la creación de 100.000 empleos en Estados Unidos entre 2017 y 2018.

Jeff Bezos, CEO de Amazon, en una rueda de prensa en Seattle, Washington.(Reuters)


Jeff Bezos, CEO de Amazon, en una rueda de prensa en Seattle, Washington.(Reuters)
Jeff Bezos, CEO de Amazon, en una rueda de prensa en Seattle, Washington.(Reuters)
Más allá de Estados Unidos
Obviamente, el reguero de las multinacionales que intentan cortejar al nuevo inquilino de la Casa Blanca no termina en las fronteras estadounidenses. Hasta el momento, las extranjeras que más se han acercado al nuevo jefe de Estado americano para seducirle con inversiones y puestos de trabajo son las asiáticas. Destacan, entre ellas, la china Alibaba, las japonesas Toyota y Softbank, la surcoreana Hyundai y un batallón de firmas taiwanesas que esperan que les favorezca la antipatía de Trump hacia Pekín y la simpatía que mostró como presidente electo hacia Taipéi.


El presidente de Alibaba le ha sugerido en persona al nuevo inquilino de la Casa Blanca que podría crear un millón de trabajos en Estados Unidos ayudando a las pequeñas empresas a satisfacer con sus productos la demanda de la clase media china.

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, ha dicho que está dispuesto a invertir 10.000 millones de dólares en suelo americano durante los próximos cinco años. Los movimientos de Softbank son fáciles de apreciar en sus intenciones de crear hasta 50.000 empleos (esa cifra incluye 8.000 contrataciones nuevas en total por parte de Sprint y de OneWeb, dos firmas donde Softbank posee una influencia enorme).


Una mexicana golpea un muñeco de Donald Trump durante una protesta ante un concesionario de Ford en Ciudad de México. (Reuters)


Una mexicana golpea un muñeco de Donald Trump durante una protesta ante un concesionario de Ford en Ciudad de México. (Reuters)


Mientras Hyundai dejaba claro en enero que, en los próximos cinco años, espera invertir 3.000 millones de dólares en Estados Unidos, el 'Financial Times' contabilizó en diciembre hasta siete empresas taiwanesas interesadas en expandir su presencia en el país. Entre ellas, destaca Foxconn, que, entre otras cosas, produce los teléfonos de Apple.


Pero a la cola de los nuevos amigos de Trump también hay multinacionales europeas. Aunque Fiat Chrysler no ha sorprendido a muchos anunciando una inversión de 1.000 millones de dólares en Estados Unidos y recibiendo un tuit de agradecimiento de Trump, lo que sí ha llamado la atención es que su CEO, Sergio Marchionne, haya afirmado que está dispuesto a cerrar algunas de sus factorías en México si Washington impone aranceles contra los bienes de su vecino del sur.

Solo los planes de seis compañías se habían decidido en los últimos dos meses. Las multinacionales pueden "prometer inversiones, pero no las acometen hasta que no las aprueban sus accionistas"


El mundo del lujo y los fármacos no ha sido inmune al nuevo encanto de Trump. Bernard Arnault, presidente del conglomerado francés del lujo LVMH, le dijo a Trump durante su reunión, a principios de enero, que no solo estaba planteándose expandir sus fábricas en California, sino también abrir otras dos posiblemente en Carolina del Norte, y tras la petición expresa de Trump, en el Medio Oeste. Bayer ha puesto más condiciones: creará 3.000 empleos e invertirá 8.000 millones de dólares si aprueban su fusión con Monsanto.

A pesar de la fanfarria de los anuncios, las amenazas y las muestras de afecto y simpatía hacia el inquilino de la Casa Blanca, todavía quedan muchas sombras de duda sobre lo que ocurrirá en los próximos años. La primera incógnita es hasta qué punto las decisiones de inversión y creación de empleo que anuncian las compañías no llevan meses procesándose y han tenido poco que ver con los exabruptos de Trump. Bloomberg, tras analizar las promesas de 11 firmas, ha documentado que solo los planes de seis se habían decidido en los últimos dos meses.

Para Federico Soto, profesor asociado del departamento de Empresa de la Universidad Europea de Madrid, esto tiene mucho sentido. Las multinacionales pueden “prometer inversiones, pero estas no se acometen hasta que no las aprueban sus accionistas”. En todo caso, sigue, “van precedidas de un análisis
PEST [político/económico/social y tecnológico] del país donde se va a invertir, y en este caso la P es una interrogación”. La incertidumbre regulatoria que provoca una figura tan volátil como Trump no es buena para los negocios.

 La segunda incógnita es qué ocurrirá a largo plazo con las inversiones de las empresas. (Reuters)
La segunda incógnita es qué ocurrirá a largo plazo con las inversiones de las empresas. (Reuters)


La segunda incógnita es qué ocurrirá a largo plazo con las inversiones de las empresas, suponiendo que lo que han anunciado hasta ahora solo sea el principio. Santiago Carbó, catedrático de Economía de Cunef, cree que “los costes de producción en Estados Unidos son más elevados que en otros lugares” y que, si las compañías se ven obligadas a poner su dinero durante años en un país más caro solo por complacer al Gobierno, “a largo plazo dejarán de invertir en él”. Trump está creando oportunidades ahora, pero es posible, según Carbó, que sean pan (y circo televisivo) para hoy y hambre para mañana.


La tercera gran incógnita pasa por la credibilidad del nuevo presidente estadounidense y su capacidad para cumplir sus objetivos y amenazas proteccionistas. Paul Isbell, investigador asociado del Real Instituto Elcano, recuerda que “Trump ha tenido que matizar algunos de sus planes [proteccionistas] porque perjudicaban, por ejemplo, a las empresas estadounidenses que importan petróleo de México”.
Presiones inmensas
No solo va a sentir las presiones de miles de empresas perjudicadas, sino también las de millones de ciudadanos y las del propio poder legislativo. Como recuerda Federico Soto, “poner aranceles a las importaciones de automóviles de México o primar la producción en Estados Unidos solo conlleva, en primer lugar, que un americano pague más mañana que hoy por el mismo coche”.
En cuanto al poder legislativo, muchos congresistas republicanos —incluso algunos de los que lo apoyaron, como Orrin Hatch— han asegurado que se opondrán a medidas como la de gravar con un 35% de impuestos la venta de los productos de aquellas firmas que muevan parte de su producción fuera de Estados Unidos. Los demócratas ya se están planteando revocar los amplios poderes comerciales de los que Barack Obama disfrutó para cerrar acuerdos como la Asociación Transpacífica y negociar un tratado de libre comercio con la Unión Europea.
Ya se han publicado en medios oficiales chinos los nombres de productos y multinacionales estadounidenses que podrían sufrir la venganza de las autoridades de Pekín
Es verdad que, pese a las resistencias de los legisladores, seguiría disfrutando de un enorme margen de acción. Paul Isbell apunta que, por ejemplo, “Trump puede limitar las importaciones y subir los impuestos si considera que el déficit por cuenta corriente es excesivo y que determinados países están vulnerando el espíritu y las normas de los tratados”. El dictamen de la Organización Mundial del Comercio sobre la legalidad de esas medidas tardaría años en llegar.
La cuarta incógnita pasa por la respuesta de Trump al riesgo de represalias por parte de otros países que se sientan perjudicados. China no va a tolerar que Washington perjudique ni a sus exportaciones ni a sus empresas unilateralmente (de hecho, ya se han publicado en los medios oficiales chinos los nombres de algunos productos y multinacionales estadounidenses que podrían sufrir la venganza de las autoridades de Pekín).
Habría consecuencias y ya nadie puede descartar completamente una guerra comercial. Santiago Carbó subraya, igualmente, que “la Unión Europea no se va a quedar de brazos cruzados si ve que discriminan a las empresas de sus países miembros”. Así es como comenzaría una espiral proteccionista mundial que acabaría empobreciéndolos a todos.

El excéntrico espectáculo de la presidencia de Donald Trump no ha hecho más que comenzar y, por ahora, muchas grandes multinacionales han aceptado formar parte del reparto con distintos grados de sinceridad, miedo y convicción. La incertidumbre es, sencillamente, enorme.

Los Inversionistas se volvieron más cautos y están vendiendo parte de las acciones. //Por Gunjan Banerji, Ben Eisen y Akane Otani encontrado en el WSL

Los  Inversionistas se volvieron más cautos y están vendiendo  parte de las acciones

Tras su entusiasmo inicial por Trump, los inversionistas moderan sus apuestas

http://lat.wsj.com/articles/SB10840501202586743580104582575811780767068?tesla=y

Las acciones se dispararon después del triunfo de Donald Trump en noviembre, pero últimamente los inversionistas han asumido posiciones defensivas.


Las acciones se dispararon después del triunfo de Donald Trump en noviembre, pero últimamente los inversionistas han asumido posiciones defensivas. PHOTO: REUTERS

Por

Gunjan Banerji,

Ben Eisen y

 Akane Otani

Actualizado domingo, 22 de enero de 2017 17:37 EDT

Los inversionistas se están volviendo más cautos conforme Donald Trump se instala como presidente de Estados Unidos, un cambio respecto a los días posteriores a su victoria, cuando las acciones se dispararon ante la esperanza de que sus políticas aceleren el crecimiento.

El S&P 500 aún está 6,2% por encima de su nivel del día de elecciones y no ha registrado una caída de 1% o más en 69 sesiones bursátiles. No obstante, los inversionistas también están tomando posiciones defensivas al incrementar sus reservas de efectivo o realizando coberturas contra un posible regreso de la volatilidad.

Los gestores de fondos globales incrementaron este mes sus reservas de efectivo a 5,1% de sus portafolios, frente a 4,8% en diciembre, según una encuesta de Bank of America Merrill Lynch publicada el 17 de enero, muy por encima del promedio de 10 años de 4,5%. Una guerra comercial de EE.UU. y la devaluación de la divisa china fueron mencionadas como los principales temores, según el sondeo.

Otros inversionistas son aún más cautelosos, elevando sus apuestas contra las acciones en la semana anterior a la posesión de Trump. Las apuestas a la baja del SPDR S&P 500, el mayor fondo que cotiza en bolsa que sigue el desempeño del indicador, subieron a US$32.900 millones el 19 de enero, frente a US$30.800 millones una semana antes, un giro frente a la tendencia registrada durante los dos meses siguientes a las elecciones, según la firma de analítica financiera S3 Partners.

La semana pasada, las acciones financieras, que se dispararon después de la elección de Trump, lideraron el retroceso de la bolsa, evidencia de que los inversionistas están perdiendo su convicción respecto a algunas de sus transacciones postelectorales. El KBW Nasdaq Bank Index cayó 2,8% en los cinco días hasta el viernes. Los inversionistas retiraron US$749 millones del sector financiero mundial en la semana hasta el miércoles, los primeros retiros en 17 semanas, según datos de EPFR Global.





La recalibración, según inversionistas y analistas, no refleja un amplio retroceso desde el entusiasmo inicial acerca de las perspectivas económicas del país. En cambio, los inversionistas están moderando sus planes, según ellos, debido a que esperan ver qué sucede una vez que Trump comience a gobernar y, de manera más amplia, con el sector empresarial. También están considerando la ansiedad general sobre cómo la política influirá este año en EE.UU. y en el mundo entero.

El viernes, día de la posesión de Trump, el Promedio Industrial Dow Jones subió durante las primeras horas de la sesión, cedió terreno durante el discurso de Trump y ganó fuerza para terminar casi 100 puntos al alza, con lo que acumula un aumento de 0,3% en lo que va del año.

Trump “no ha sido un político de carrera y es mucho más impredecible en sus políticas y sus perspectivas”, dice Sébastien Page, director de asignación de activos de T. Rowe Price Group Inc. “Por ejemplo, sus tuits. Todo esto incrementa el riesgo político”.

La elección de Trump, junto con la sacudida bursátil por el brexit el año pasado y las elecciones europeas que se avecinan, sugiere que los mercados financieros están en una transición hacia un período en el que los riesgos políticos parecen estar por encima de otros peligros, dicen los inversionistas. Es un cambio, señalan, respecto a los años posteriores a la crisis financiera de 2008, cuando las medidas de los bancos centrales dominaban los mercados.

“La influencia de la Reserva Federal en los mercados probablemente es menos significativa de lo que fue a lo largo de los últimos años”, asegura Michael Fredericks, gestor de portafolio del fondo de ingresos multiactivos de BlackRock Inc. “Podemos esperar que Trump implemente políticas muy diferentes a las de Obama. Eso es probablemente un gran impulsor de la volatilidad e incertidumbre en los mercados de valores”.

Entre los riesgos políticos se cuentan más políticas comerciales proteccionistas bajo el gobierno de Trump. Los inversionistas también prevén un estímulo fiscal y recortes de impuestos, los cuales podrían tomar tiempo para implementarse. Luego de la decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea, quedan interrogantes sobre las elecciones en Francia y Alemania y el alcance de las fuerzas populistas en Europa.

La ansiedad por posibles oscilaciones desmedidas en el mercado bursátil también ha ganado terreno. El CBOE Volatility Index, conocido como VIX, sigue estando cerca de sus niveles más bajos en varios años. No obstante, el CBOE VVIX Index, que sigue las expectativas de fuertes oscilaciones en el llamado índice del temor, ha subido a cerca de su nivel más alto desde 2006 en relación al VIX, según datos de Bank of America Merrill Lynch. El VIX ha registrado un declive más profundo que el VVIX en 2017.

La historia sugiere cautela cuando un nuevo presidente asume su cargo. En el mes después que un mandatario se posesiona, la media de cambio en el S&P 500 ha sido un declive de 0,7%, según cifras de Bespoke Investment Group que se remontan a 1928. Cuando un presidente republicano reemplaza a uno demócrata, el declive fue aún más pronunciado, con una media de 2,6%.

Toda esta incertidumbre motivó a Robert Pavlik, estratega jefe de mercados de Boston Private Wealth, a recortar su exposición a las acciones y sumar efectivo a finales de 2016.


“El mercado se está adelantando a sí mismo”, dice Pavlik, quien gestiona el fondo de estrategia de crecimiento de empresas con gran capitalización de mercado. Si el gobierno de Trump logra sacar adelante puntos clave de su agenda y las acciones suben, “gente como yo volverá (al mercado). Pero creo que los riesgos de tener un poco más de efectivo extra ahora son relativamente bajos”.