Páginas vistas en total

domingo, 30 de septiembre de 2012

ASPA III: Países árabes sunies vienen a comprar la amazonía y demás empresas exportadoras de alimentos en América.


ASPA III: Países árabes sunies vienen a comprar la amazonía y demás empresas exportadoras de alimentos en América.

El Nuevo acaparamiento de tierras en América Latina
http://www.grain.org/es/article/entries/3996-el-nuevo-acaparamiento-de-tierras-en-america-latina
GRAIN | 01 marzo 2010 | A contrapelo



Las comunidades de todo el mundo —pero también de América Latina— están sufriendo una renovada invasión de sus tierras, que asume ahora un nuevo rostro. No son los terratenientes de antes, herederos de los invasores europeos que abrieron encomiendas, juntaron esclavos y explotaron los dominios coloniales. No son los grandes finqueros de los últimos dos siglos, que expandieron sus dominios a costa de los territorios de los pueblos indios para emprender negocios de exportación con monocultivos básicos como la caña de azúcar, el café, el cacao, el banano, el henequén, el chicle o la madera, y que dependían de los peones acasillados, en el sistema de “servidumbre por deuda” —literalmente presos de sus patrones. No son ya ésos que impusieron y expandieron por vez primera el sistema industrial agrícola, ni quienes saquearon los saberes ancestrales de la gente para irse adaptando a sus nuevos entornos y a desconocidas condiciones climáticas.

Esos personajes, ligados a terrenos y haciendas, estaban ahí, devenían en jefes políticos de la localidad o la región, guerreaban entre ellos con muchos muertos para consolidar sus feudos, se hicieron de enemigos y forjaron alianzas, algunas muy nefastas, para controlar tierras, agua, mano de obra, comercio, elecciones, políticas públicas y derechos de paso y hasta el derecho a la vida. Pero estaban ahí. Vivían ahí o iban con frecuencia a sus propiedades, y como tal estaban sujetos a la resistencia real de los pueblos a los que  invadieron, despojaron  y explotaron. Las comunidades que luchaban por sus tierras podían hacer algo directamente, sabían contra quién combatían, dónde hacerlo y cuándo.

La historia de América Latina es una historia de conflictos agrarios, en defensa de los territorios ancestrales de los pueblos. Pero hoy, los acaparamientos de tierras traen tras de sí un aura de “neutralidad”. Son debidos, nos explican en los folletos gubernamentales, a la inseguridad alimentaria, a la crisis mundial de alimentos “que nos obliga a cultivar, donde podamos, nuestros propios alimentos y aunque disloquemos la producción, traeremos los alimentos al país para beneficio de nuestra ciudadanía”. Hurgando un poco, asoma la cola el monstruo financiero que impulsa desde grandes consorcios y empresas conjuntas, capitales diversos para invertir en tierras, producción, exportación e importación de productos básicos, en especulación alimentaria.

Estos inversionistas extranjeros han acaparado en pocos años millones de hectáreas de tierras de cultivo en América Latina para producir cultivos alimentarios o agrocombustibles y exportarlos. Gran parte del dinero proviene de fondos de pensión, bancos, grupos de inversión privada de Europa y Estados Unidos, o de individuos acaudalados como George Soros, y fluye a través de mecanismos de inversión en tierras de cultivo puestos a operar mediante compañías extranjeras y locales. 

Cosan, la compañía más grande de Brasil, cuenta con un fondo de inversiones especializado en tierras de cultivo, Radar Propriedades, que compra tierra agrícola brasileña a nombre de clientes tales como la Teachers’ Insurance and Annuity Association-College Retirement Equities Fund [un fondo de inversiones de retiro y seguridad del profesorado] en Estados Unidos. El grupo Louis Dreyfus, una de las multinacionales más grandes del mundo en el comercio de granos, cuenta con un fondo semejante en el cual el American International Group (AIG) ha invertido 65 millones de dólares.
Mientras la atención de los medios está puesta en negocios agrarios en África, cuando menos la misma cantidad de proyectos (e incluso más) comienzan a funcionar en América Latina, donde los inversionistas proclaman que sus inversiones en tierras agrícolas son más seguras y menos controvertidas —pasando por alto las prolongadas luchas agrarias vigentes en prácticamente todos los países del continente. Así, más y más inversionistas y gobiernos de Asia y del Golfo Pérsico enfocan sus esfuerzos en América Latina, y la consideran un lugar seguro para dislocar su producción alimentaria.

La mayoría de los gobiernos en América Latina están dispuestos a estos nuevos negocios, y las misiones diplomáticas van con frecuencia al extranjero a vender las ventajas de invertir en las tierras agrícolas de sus países. Hace poco, el ministro brasileño de desarrollo, Miguel Jorge, le dijo a los reporteros: “Algunos príncipes saudíes con quienes nos reunimos el año pasado […] le dijeron al presidente Lula que no querían invertir en agricultura en Brasil para vender aquí en el país, sino que quieren fuentes de abastecimiento de alimentos. Necesitan comida. Así que podría mucho más efectivo que invirtieran en la agricultura de Brasil para que nosotros fuéramos los abastecedores directos de esos países”.[1]

Pero Brasil no es sólo un objetivo de los nuevos acaparadores de tierra, es también un promotor de acaparamientos. Los inversionistas brasileños, con respaldo de su gobierno, están comprando tierras para producir alimentos y agrocombustibles en un número creciente de países de América Latina y África. El gobierno brasileño, por ejemplo, está financiando la construcción de caminos, puentes y otras infraestructuras en la vecina Guyana para abrir la sabana Rupununi, muy frágil ecológicamente, a proyectos agrícolas de gran escala de donde se exportarán cultivos a Brasil. La compañía semillera multinacional RiceTec se ha acercado al gobierno de Guyana interesada en 2 mil hectáreas de tierra en la misma región —un ecosistema diverso y frágil que es la casa de varios pueblos indígenas. Algunos productores brasileños de arroz que ahora negocian con el gobierno de Guyana contratos de arrendamiento por 99 años en tierras indígenas de la sabana Rupununi, se habían visto forzados por resoluciones de la Suprema Corte de Brasil a abandonar tierras que le habían arrebatado ilegalmente a comunidades indígenas en el lado brasileño, en Raposa Serra do Sol.[2]

Con esta manera de hacer negocios, los antiguos invasores y terratenientes logran nuevas oportunidades de acaparar tierras, con menos riesgos políticos y económicos, y un nuevo aire “respetable” de “inversionistas extranjeros”.

Evadir responsabilidades
Mucho está en juego en esta nueva ola de acaparamientos de tierras a gran escala. Cualquier país que venda, o arriende a largo plazo, grandes extensiones de tierra de cultivo a otros gobiernos o compañías extranjeras está poniendo en riesgo su propia soberanía nacional. Tales arreglos contribuyen al desmantelamiento general del Estado —se reducen más y más funciones del Estado y sus aparatos, o éstas se privatizan y se transforman para corresponder con los intereses de los grandes negocios—  con lo que ocurre una desterritorialización mayor de muchos pueblos y comunidades. Y por ende hay un arreciamiento de la migración, un dislocamiento de mano de obra, y una dislocación de los cultivos, dado que los gobiernos o los inversionistas privados se apoderan de tierra para producir alimentos para exportarlos. Los inversionistas extranjeros llegan al país huésped con sus semillas y sus tractores, incluso con sus trabajadores, aprovechan el agua, le extraen los frutos a la tierra y luego los embarcan a sus países de origen o al mercado global de mercancías de exportación. Esos países “huéspedes” no pueden ser considerados entonces exportadores en el sentido tradicional, dado que tales países, o incluso su gente, realmente no están involucrados en estos proyectos, es sólo la tierra [vista como mercancía] que las corporaciones explotan para sus propias ganancias, sin restricción alguna. Esto implica entonces un desfasamiento general de la economía.

Y no obstante, las ansiadas tierras nunca están vacías, ni están ociosas, y siempre hay gente local que las necesita con urgencia. Entonces el actual acaparamiento agrario nos fuerza una pregunta vital: ¿de quién son las tierras/territorios que están siendo acaparadas, controladas?, ¿mediante qué mecanismos legales es que los gobiernos, o los particulares, ponen a disposición de otros gobiernos o de empresas de todo tipo esas extensiones inmensas de tierras?, ¿tienen dueño o los Estados las expropian para poder realizar los arreglos comerciales ad hoc?

Se dice como excusa que en muchos casos las tierras no se venden sino que se rentan, pero qué propicia más la devastación sin miramientos de las tierras: ¿que se vendan, o que se renten por cincuenta o noventa y nueve años? Al final de tales contratos, los “inquilinos” regresarán una tierra agotada, erosionada, contaminada, a la cual será muy difícil recuperarle su fertilidad, y ellos simplemente se mudan a nuevas tierras “disponibles”. La consecuencia directa es que con estos acaparamientos se expande la agricultura industrial con su modelo destructivo.

Estos nuevos acaparamientos complican también las posibilidades de que los pueblos defiendan sus territorios. El invasor es más difícil de identificar. Los mecanismos jurídicos necesarios y el marco donde se pueden asentar los litigios por despojo, o los litigios por devastación o contaminación directa o aledaña dejan de ser claros. El nuevo corporativismo agrario es anónimo, o casi. Aun cuando identifiquemos a los inversionistas, están protegidos de las comunidades por la distancia y por las enmarañadas y densas estructuras legales. Cualquier “batalla” contra ellos estará situada en otro espacio y en otros tiempos que las comunidades u organizaciones afectadas no tienen potestad de definir.

Los Estados, en lugar de proteger a su gente, protegen las inversiones de los gobiernos o compañías extranjeras —criminalizando y reprimiendo a las comunidades que defienden sus territorios. Las fronteras pierden sentido. Las estructuras del Estado “huésped” sirven a patrones venidos de fuera, pero no como en el sistema colonial de tributación, sino en el esquema mercantil neoliberal cuyas regulaciones están en los Tratados de Libre Comercio y no en las Constituciones nacionales.

Pero el objetivo más profundo de los grandes capitales en esta nueva ola de acaparamiento agrario es controlar totalmente la producción de alimentos. Han estado sentando las bases para ello durante los últimos cincuenta años y ahora intentan cosechar. El acaparamiento de tierras no es simplemente la última oportunidad de hacer inversiones especulativas con ganancias grandes y rápidas: es parte de un largo proceso de toma de control de la agricultura por parte de las corporaciones con intereses agroquímicos, farmacéuticos, de transporte y venta de alimentos. Por eso los autogobiernos comunitarios dispuestos a defender sus territorios, sus regímenes de bienes comunales y sus sistemas propios de manejo territorial, son un freno a todo este esquema.

Las organizaciones que impulsan la soberanía alimentaria desde abajo, desde el nivel comunidad, entienden con mucha claridad que su lucha se vuelve imposible o se dificulta muchísimo en los regímenes o países que permitan el acaparamiento de tierra, porque sin una tierra propia, cualquier producción se mediatiza. Entonces más y más comunidades y organizaciones insisten en que debemos propiciar un anclaje entre cosechas propias, semilla nativas y sus saberes locales libres, autogobiernos y territorios con control de agua, bosque, suelos, patrón de asentamiento y recorridos, e insisten en su autogobierno, y en que las decisiones se toman en asambleas.

En cambio, los nuevos dueños de la tierra buscan volver a confinar los ámbitos comunes, pero ahora en el anonimato “neutro” de extranjeros que desde sus lejanos países controlan a distancia nuestros destinos. Ya no tienen que invadir; hacen tratos comerciales. Ya no tienen la carga de mantener esclavos; tienen peones hiper-precarizados. Ya no se responsabilizan por combatir a los insumisos, que eso lo haga el gobierno huésped o los sicarios a modo, proporcionados por compañías internacionales que prestan ese servicio. El neoliberalismo es la invención de fórmula tras fórmula para evadir responsabilidades. Para remontar la corriente  tenemos que basar nuestro futuro en la responsabilidad.


--------------------------------------------------------------------------------

Profundizando

•   El sitio electrónico que monitorea el acaparamiento de tierras a nivel mundial es http://farmlandgrab.org
•   GRAIN, Los nuevos dueños de la tierra, A contrapelo, octubre 2009, http://www.grain.org/articles/?id=57
•   GRAIN, ¡Se adueñan de la tierra! El proceso de acaparamiento agrario por seguridad alimentaria y de negocios en 2008, Documentos de análisis, octubre 2008, http://www.grain.org/briefings/?id=214


--------------------------------------------------------------------------------

[1] Alexandre Rocha, “Brazilian Minister: Arabs are great opportunity”, ANBA, 8 de febrero de 2010: http://farmlandgrab.org/11020

[2] “Expelled Brazil Rice Farmer looking to Shift Operations to Guyana”, Stabroek News, 14 de mayo de 2009: http://www.stabroeknews.com/2009/stories/05/14/expelled-brazil-rice-farmer-looking-to-shift-operations-to-guyana/

Ref: articles|atg-24-es

Relaciones económicas y comerciales entre el Perú y los países árabes


Relaciones económicas y comerciales entre el Perú y los países árabes.
Jaime García
Nota fue escrita hace 2 años pero mas o menos da una idea de como va la cosa.

1. Introducción
Este documento es una primera aproximación a las relaciones económicas y comerciales
entre el Perú y los países árabes1 y en particular con el grupo de países que tienen un mayor potencial comercial y de inversiones que forman parte del Gulf Cooperation Council (GCC).2 Estas relaciones han sido muy limitadas respecto del
potencial que puede significar su profundización, para beneficio de ambas partes.
El dinamismo que está teniendo el mundo árabe y su importancia en el contexto económico
internacional, al parecer ha pasado desapercibido para el Perú. Otros países
de la región, principalmente Brasil y Argentina, han logrado desarrollar sus relaciones
comerciales y de inversión. Asimismo, vienen impulsado un acercamiento regional,
como lo muestran las dos Cumbres América del Sur y Países Árabes – ASPA, que se
han desarrollado en Brasil (2005) y Qatar (2009).
Para el año 2011 (febrero) se teniane prevista a III Cumbre ASPA en el Perú. Pero se postergo y el autor dice que su estudio aun es valido.
Esta es una oportunidad para que el Perú se acerque más al grupo de países árabes, profundice sus relaciones diplomáticas y políticas y aproveche las oportunidades económicas y comerciales con un bloque que tiene un gran dinamismo en el comercio y la inversión global.(*)
1 Se considera países árabes a aquellos que conforman la Liga de Países Árabes, constituida por 22 miembros:
Arabia Saudita, Argelia, Baréin, Comores, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Irak, Jordania, Kuwait, Líbano,
Liberia, Mauritania, Marruecos, Omán, Palestina, Qatar, Siria, Somalia, Sudán, Túnez, Yemen y Yibuti.
2 Arabia Saudita, Baréin, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán y Qatar.
(*) Nota del Editor: el presente texto fue elaborado antes que la situación política de diversos países árabes
hiciera cancelar la cumbre que se iba a celebrar en Lima. A pesar de los cambios políticos sufridos por varios de
dichos Estados, este trabajo mantiene su valor como reflejo de la situación existente antes de la ola de cambios
ocurrida en el mundo árabe.
Agenda Internacional
Año XVII, N° 28, 2010, pp. 31-58
ISSN 1027-6750
32 Jaime García
En este documento se aporta un conjunto de datos e informaciones demográficas,sociales, económicas, comerciales y financieras; para conocer mejor a los países árabes y detectar las oportunidades que pueden ser impulsadas en un trabajo conjunto entre el sector público y privado peruanos.
Asimismo, plantea un conjunto de desafíos y recomendaciones que deben ser abordados
para iniciar y consolidar una mejor relación diplomática y económica entre el
Perú y los países árabes.
2. Países árabes y Perú
2.1. Población
Los 22 países árabes suman 339 millones de habitantes, mientras que los países sudamericanos3 suman 360 millones.
Egipto es el país árabe con la población más
grande, con 80,1 millones de habitantes; le siguen Sudán con 40,4 millones de habitantes,
Argelia con 33,9 millones de habitantes,
Marruecos con 31,2 millones de
habitantes e Irak con 29,5 millones de habitantes. Estos países son relativamente más
grandes que
Perú, cuya población es de aproximadamente 29 millones de habitantes.
El árabe es el idioma oficial y literario en estos países, aunque también existen dialectos
en la mayor parte de ellos, así como variantes occidentales (magrebíes) y orientales (mashrequíes).
En el gráfico 1 están los países árabes y el Perú con sus poblaciones respectivas.
Se destaca que nueve países árabes tienen poblaciones menores a cinco millones de habitantes.
2.2. Tamaño de las economías árabes
No existe una relación directa entre el tamaño demográfico y económico de los países árabes, debido principalmente a la producción de hidrocarburos que se concentra
en un grupo de ellos. Las grandes reservas mundiales de petróleo están en los países árabes; así estos concentran: Arabia Saudita el 19,85%, Irak 8,63%, Kuwait 7,61%,
Libia 3,32%, Qatar 2,01% y Emiratos Árabes Unidos 7,34%.
Con relación al Producto Bruto Interno (PBI), en el gráfico 2 se aprecia que los países
con PBI más grande son: Arabia Saudita con US$ 381,7 MM (miles de millones),
Emiratos Árabes Unidos con US$ 163 MM
Egipto con US$ 130,5 MM
Kuwait con US$ 112,1 MM.
En estas estadísticas comparativas el Perú tiene US$ 118,1 MM.
Otro indicador importante que refleja el dinamismo de las economías árabes en los últimos años, impulsadas principalmente por la producción y los precios del petróleo,
es el crecimiento sostenido de su PBI. Un grupo de países árabes mantiene un crecimiento relativamente sostenido en los últimos 15 años.
En el año 2008 el crecimiento estuvo en promedio por encima del 4% Como se puede apreciar en el gráfico 3, destacan:
Arabia Saudita (4,2%),
Egipto (7,1%),
 Jordania (5,6%),
Líbano (8%),
 Libia (7%),
Marruecos (4,8%),
Sudán (8,3%),
Siria (5,2%) y
Túnez (5,1%).
Ese mismo año, el PBI de Perú creció 8,9%.

El indicador de PBI per cápita permite una mejor aproximación a la situación económica de cada país, ya que divide la producción anual de una economía entre el
número de habitantes, y hace que las comparaciones entre los países sea más adecuada.
Este indicador también nos da una idea del nivel de ingresos promedio que podría tener una economía, así como su capacidad de compra o de demanda. En el caso de los países árabes, en particular, este indicador es esencial para conocer su importancia económica. Como se ha mencionado, la gran producción de hidrocarburos y los
Relaciones económicas y comerciales entre el Perú y los países árabes 35
altos precios relativos que han tenido en los últimos años determina una situación económica extraordinaria para algunos países árabes.
En el gráfico 4 se puede apreciar el PBI per cápita de un grupo de países árabes donde destacan los países con mayor
 PBI per cápita que
 Perú (US$ 4800):
 Arabia Saudita (US$ 15 800),
 Baréin (US$ 21 421),
Emiratos Árabes Unidos (US$ 38 436),
Kuwait (US$ 42 102),
 Líbano (US$ 5944),
Libia (US$ 9475),
Omán (US$ 14 031)
y Qatar (US$ 64 193).
Buenas me parece que el PBI per capita no refleja la realidad en las monarquías feudales pues si fuera asi los trabajadores de Arabia Saudita estarían 3 veces mejor que los peruanos y según el índice de desarrollo global el pueblo de Arabia esta peor que en Cuba ver los últimos renglones del articulo anterior.
El poder adquisitivo de estos países se refleja no solo en los niveles de comercio (exportaciones e importaciones) que se verá más adelante, sino también en sus reservas
financieras y capacidad de inversión en el exterior.
2.3. Competitividad de los países árabes (2009)
El Índice de Competitividad Global (GCI, por sus siglas en inglés) se compone de tres índices combinados que analizan el proceso de crecimiento económico: el índice
de tecnología, el índice de instituciones públicas y el índice de ambiente macroeconómico.
Estos se calculan sobre la base de datos estadísticos (a disposición del público)
y los obtenidos a partir de datos de la encuesta del World Economic Forum.
El índice de competitividad mide la habilidad de los países de proveer altos niveles de prosperidad a sus ciudadanos. A su vez, esta habilidad depende de cuán productivamente
un país utiliza sus recursos disponibles. En consecuencia, el índice mide un conjunto de instituciones, políticas y factores que definen los niveles de prosperidad
económica sostenible hoy y a medio plazo.
Los países árabes más representativos han logrado conducir sus economías con
resultados positivos. Como se puede apreciar en el gráfico 5,
el Indicador Global de Competitividad en el año 2009 fue de 4,01 para el Perú y los siguientes países árabes
tuvieron mejor desempeño: 
Arabia Saudita (4,75), .
Baréin (4,54), Egipto (4,04),
Emiratos Árabes Unidos (4,92), .
Jordania (4,30), Kuwait (4,53), .
Marruecos (4,03),
Omán (4,49),.
 Qatar (4,95) y .
Túnez (4,50).
Gráfico 5
2.4. Indicador de barreras comerciales – KAM
El indicador de barreras arancelarias y no arancelarias es un puntaje asignado a cada país a partir del análisis de sus barreras arancelarias y no arancelarias al comercio,
tales como prohibiciones de importación y las cuotas, así como regulaciones de etiquetado y requisitos de licencia. El puntaje se basa en el comercio de la
Heritage Foundation puntuación de la Libertad (puntuación entre 0 y 100, más alto es mejor) y los datos provienen del Banco Mundial – Knowledge Assessment
Methodology – KAM.
Este indicador de apertura permite conocer la situación del comercio internacional,
sobre todo para las importaciones de bienes en los países. En 2008
el Perú tenía un indicador de apertura comercial de 79,4, no obstante que ha habido un proceso de
reducciones arancelarias y eliminación de barreras para-arancelarias. No obstante,un grupo de países árabes tienen indicadores de apertura comercial mejores que el
peruano como: 
Arabia Saudita (81,8),.
 Baréin (80),.
 Emiratos Árabes Unidos (80,8),
Kuwait (81,0),.
 Líbano (80,8), .
Omán (83,6) y .
Qatar (81,6).
Una explicación a esto es que los reyes absolutos del país (los que menciona el autor son monarquías absolutistas feudales) abren sus fronteras a todos los productos pero como el dinero esta concentrado en ellos, solo ellos son los que deciden si compran o no compran.
Ver gráfico 6.
Estos indicadores muestran que hay un dinamismo en el comercio internacional y en particular en las importaciones de los países árabes con mayores ingresos. Esta es una información muy importante para los exportadores peruanos que deberían aprovechar más estos mercados dinámicos.
2.5. Comercio internacional
Como se ha indicado, existe un grupo representativo de países árabes que tienen una participación muy activa y dinámica en el comercio internacional. Por un lado,
las ingentes reservas de hidrocarburos y la evolución de los precios internacionales en los últimos años ha significado por un lado exportaciones sostenidas y crecientes,
así como un incremento de sus reservas internacionales; y, por otro lado, la apertura comercial también ha significado una importación creciente y dinámica de bienes.
Por el lado de las exportaciones, los países árabes exportaron en 2008 alrededor de
US$ 1 066 683 millones, en el caso de los países sudamericanos las exportaciones
fueron de US$ 533 260 millones.
Las exportaciones de los países árabes, como se ha indicado, están fuertemente influenciadas por la producción de hidrocarburos. Como se puede apreciar en el
gráfico 7
para el año 2008, se tiene que
el Perú exportó US$ 32 000 millones. Los países árabes de mayor exportación fueron:
Arabia Saudita (US$ 313 440 millones),
Argelia (US$ 79 298 millones),
 Emiratos Árabes Unidos (US$ 231 559 millones),
Irak (US$ 59 700 millones),
 Kuwait (US$ 87 090 millones),
 Libia (US$ 63 050 millones),
 Omán (US$ 37 719 millones) y
 Qatar (US$ 63 830 millones).
Como se verá más adelante estas exportaciones han generado un ingreso de divisas en los países árabes que les ha permitido conformar fondos soberanos de inversión
multimillonarios.
Las importaciones en los países árabes durante 2008 fueron de US$ 637 710 millones,
comparado con las importaciones de los países sudamericanos que fue de US$ 452 711 millones.
En el gráfico 8 se muestran las importaciones de los países árabes y el Perú durante
2008. En el caso de Perú las importaciones fueron de alrededor de US$ 28,000 millones.
Los principales países árabes importadores fueron:
Arabia Saudita (US$115 147 millones),
Argelia (US$ 39 479 millones),
 Egipto (US$ 47 540 millones),
Emiratos Árabes Unidos (US$ 165 620 millones),
 Irak (US$ 31 200 millones),
Kuwait (US$ 24 874 millones),
Marruecos (US$ 41 751 millones) y
Qatar (US$ 26 850 millones).
La mayor parte de países árabes tienen una gran necesidad de abastecerse de diversos tipos de productos para su economía, por ello tienen importaciones relativamente altas para el tamaño de sus poblaciones. Esta es una gran oportunidad comercial para el Perú, que puede abastecer una gran variedad de productos como se verá más adelante. A continuación se presentará un breve análisis de los sectores donde podría
haber un mayor interés para que productos peruanos puedan abastecer la demanda
de países árabes.
2.6. Análisis de sectores con mayor potencial de demanda de bienes importados
de los países árabes – ratios de autosuficiencia
La particular situación geográfica de los países árabes determinan economías que deben ser abastecidas por un conjunto de bienes que no son producidos o su producción
no cubre la demanda del consumo interno. A su vez, esta demanda es creciente en la medida que también se incrementa el ingreso de sus países y sus PBI.
Para poder identificar aquellos sectores en los que existe un potencial de abastecimiento de bienes importados se ha utilizado la «Relación de autosuficiencia» (%), que es un índice que se calcula dividiendo los alimentos producidos por los alimentos disponibles para el consumo, ambos medidos en toneladas métricas. Si el indicador es 100% o más quiere decir que su producción interna satisface su
consumo interno, si es mayor pueden generar excedentes para la exportación y si es menor al 100% requiere de importaciones para poder cubrir su demanda y consumo
interno.
Respecto a los sectores, vemos que
 en el caso del pescado, el ratio de autosuficiencia
de los países árabes es variable pero la mayor parte con déficit en la provisión de pescado. En el gráfico 9, se aprecian los países árabes con menores ratios de autosuficiencia:
Arabia Saudita (60,4%),
 Jordania (3,76%),
Kuwait (36,25%),
Libia (57,39%),
 Palestina (23,46%),
Qatar (64%) y
Siria (45,29%).una buena idea seria que Gastón Acurio exporte pescado y ponga cebiche rías en esos países
Sin duda, este es un sector que debe ser aprovechado por el Perú ya que tiene una gran oferta de pescado para consumo humano directo, con una amplia gama de
productos hidrobiológicos en todas sus presentaciones: enlatados, congelados, secos, salados, etcétera.
El sector de frutas también presenta niveles de autosuficiencia que reflejan la necesidad
de abastecimiento externo para los países árabes. Los principales países con
menor nivel de autosuficiencia son:
 Arabia Saudita (53,41%),
 Baréin (22,6%),
 Emiratos Árabes Unidos (53,14%),
 Kuwait (26,96%) y
 Qatar (22,75%).
 Además hay que tomar en cuenta que existe un grupo de frutas que por las condiciones agronómicas en los países árabes no tienen producción o esta es limitada (Ver detalles de los
ratios de autosuficiencia en fruta en el gráfico 10).
Esto también es una oportunidad para el Perú, que en los últimos años viene consolidando
sus exportaciones de frutas con mucho éxito. En ese sentido, se requiere profundizar el conocimiento de estos mercados para aprovechar su potencial de demanda de productos de calidad.
El nivel de autosuficiencia de la leche y productos lácteos también presenta grandes
oportunidades (gráfico 11). La mayor parte de países árabes tiene un menor nivelde autosuficiencia y que requieren importar en parte estos bienes:
Arabia Saudita (28,45%),
Argelia (41,08%),
Baréin (9,25%),
Emiratos Árabes Unidos (17,13%),
Irak (58,24%),
Jordania (50,89%),
Kuwait (8,43%),
Líbano (31,18%),
Libia (35,47%),
 Omán (35,62%),
 Qatar (7,19%), y
Yemen (23,12%).
Existe una gran demanda de productos lácteos que no puede ser satisfecha por su producción interna. Las posibilidades de abastecer estos mercados probablemente
vean en el transporte y flete la principal limitación, pero se pueden buscar presentaciones más idóneas que faciliten una mejor travesía del producto.
El azúcar también es producto deficitario en los países árabes, aunque no se tiene información detallada de todos los países, como se puede apreciar en el gráfico 12 todos los países tienen déficit en el autoabastecimiento de azúcar:
 Egipto (89,28%),
Irak (0,29%),
 Líbano (3,01%),
Marruecos (36,9%),
Somalia (58,66%),
 Sudán (78,01%) y
 Siria (12,83%).
Uno de los países de la región que más exporta azúcar es Brasil, que el año 2009
exportó US$ 2570 millones de ese producto a los países árabes. Este potencial y oportunidad de exportación de azúcar probablemente se mantenga en los próximos
años frente a la creciente demanda mundial de etanol.
Con el incremento de los rendimientos (productividad) de la caña de azúcar y la ampliación de las áreas de cultivo, en un futuro podría haber excedentes en la producción
de azúcar que podrían colocarse en el mercado de los países árabes.
Las verduras constituyen otro grupo de productos que también requiere de un abastecimiento regular en algunos países árabes que deben importarlos para satisfacer su
demanda interna para consumo. En el gráfico 13 se aprecian los ratios de autosuficiencia, destacan los menores niveles en:
Arabia Saudita (77,66%),
Baréin (22%),
Emiratos Árabes Unidos (38,35%),
Kuwait (59,08%),
 Mauritania (68,9%),
Omán (63,72%) y
 Qatar (13,59%).
El ratio de autosuficiencia para las legumbres (menestras), es uno de los más bajos en
la mayor parte de países árabes por lo que se requiere una importación permanente.
Como se muestra en el gráfico 14, existe necesidad de cubrir el consumo de legumbres
con importaciones en países con déficits de autosuficiencia: Argelia (20,79%),
Egipto (52,09%),
Emiratos Árabes Unidos (11,46%),
 Irak (63,23%),
Jordania (2,29%),
Líbano (15,87%),
Libia (59,04%),
Omán (0.0%),
 Palestina (36,49%),
 Sudán (75,95%),
Túnez (76,78%) y
Yemen (67.85%).
El Perú viene impulsando la exportación de menestras, por lo que tendría un potencial interesante en los mercados árabes. Además, por tratarse de productos no perecederos están mejor preparados para las travesías más largas.
2.7. Análisis de importaciones de países árabes
A continuación se presentan tres sectores (manufacturas, farmacéuticos y alimentos) de importación de productos por parte de los países árabes que representó en el año
2008 importaciones por US$ 521 315 millones
Las importaciones manufactureras durante 2008 sumaron alrededor de US$ 435 306
millones. Aquí están representadas las importaciones de maquinarias y equipos de alta tecnología, así como bienes intermedios para la actividad industrial.
Como se muestra en el gráfico 15,
 los principales países importadores de bienes
manufacturados son:
Arabia Saudita (US$ 87 851 millones),
Argelia (US$ 29 207 millones),
 Egipto (US$ 27 654 millones),
Emiratos Árabes Unidos (US$ 126 185
millones),
Kuwait (US$ 18 961 millones),
Líbano (US$ 10 610 millones),
 Marruecos (US$ 23 650 millones),
Omán (US$ 18 206 millones),
 Qatar (US$ 24 044 millones) y
Túnez (US$ 15 913 millones).
La importación de productos farmacéuticos también es un monto importante que suma alrededor de US$ 10 660 millones.
Destacan, como se puede apreciar en el
gráfico 16, las importaciones de
 Arabia Saudita (US$ 2836 millones),
Egipto (US$ 989 millones),
Emiratos Árabes Unidos (US$ 1170 millones),
Líbano (US$ 814 millones) y
Túnez (US$ 424 millones).
Por su lado, el Perú está teniendo una dinámica exportadora de productos farmacéuticos
creciente que podría explorar los mercados árabes como posibles compradores.
Las importaciones de alimentos es uno de los rubros más importantes y con mayores
potenciales. Como se ha mencionado anteriormente existen un conjunto de productos que no son abastecidos suficientemente con la producción interna de los países árabes por lo que tienen que recurrir a importaciones. Para el año 2008 las importaciones de los países árabes alcanzo una suma de US$ 75 350 millones dólares.
Como se puede apreciar en el gráfico 17, los principales países importadores de alimentos fueron:
 Arabia Saudita (US$ 15 255 millones), probablemente para los trabajadores extranjeros y para las bases militares norteamericanas en Arabia, y para los turistas  religiosos a la Meca.
Argelia (US$ 8457 millones),
Egipto (US$ 7981 millones),
Emiratos Árabes Unidos (US$ 15 280 millones),
Jordania (US$ 2809 millones),
 Kuwait (US$ 3972 millones),
 Marruecos (US$ 4893 millones),
Siria (US$ 3187 millones) y
Túnez (US$ 2515 millones).
El Perú ha tenido un crecimiento en la exportación de alimentos muy dinámica que le ha permitido no solo crecer en los volúmenes exportados, sino también en la diversificación de mercados y productos. Como se ha señalado anteriormente, en todos
los sectores dónde los países árabes tienen necesidad de importación de alimentos, existe oferta exportable peruana.
3. Relaciones comerciales entre Perú y los países árabes
Las relaciones comerciales entre el Perú y los países árabes son incipientes y tienen mucho por desarrollar. Como se ha indicado, otros países de la región como Brasil, Argentina y en menor medida Chile han logrado articular sus mercados de exportación
a la demanda del Medio Oriente.
3.1. Exportaciones
Como se puede apreciar en el cuadro 1, las exportaciones solo representaban el 0,3% y 0,2% del total exportado por el Perú en los años 2008 y 2009, respectivamente. En
2008 el Perú exportó alrededor de US$ 82 millones y US$ 54,8 millones en 2009.
La caída de 2009 se debió a la situación de crisis global de ese año, pero para 2010 se proyecta no solo una recuperación sino un crecimiento que se espera sea sostenido.
Los países más importantes a los que el Perú exporta son: Argelia y Marruecos (véase el cuadro 2), luego siguen un grupo de países donde la exportación es aun incipiente
como Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Egipto, Siria y Líbano. Con el resto de países
árabes las exportaciones son prácticamente mínimas y esporádicas.
Exportación 2010
Valor FOB US$
Argelia 30 901 351(2008) /25 308 160 (2009)/
38 250 407(2010)
Marruecos 23 164 411 3 739 451 20 949 040
Arabia Saudita 4 507 144 3 703 204 5 428 086
Emiratos Árabes Unidos 3 711 369 3 722 753 5 096 698
Egipto 5 731 994 3 016 824 3 616 142
Siria 3 447 612 4 717 968 2 202 141
Kuwait 728 770 1 463 996 1 049 735
Jordania 1 574 747 1 149 981 887 771
Líbano 1 654 594 2 191 542 928 632
Mauritania 2 470 765 676 205 450 419
Libia 2 027 212 562 926 1 299 438
Bahréin 783 230 243 735 217 268
Omán 406 632 318 504 123 985
Yemen 93 127 188 778 84 452
Somalia 0 0 31 198
Qatar 10 737 3 715 464 28 092
Túnez 0 0 328 331
Yibuti 133 778 45 780 0
Irak 7755 17 644 0
Sudán 605 036 5577 0
Comoras 68 000 0 0
Palestina 0 0 0
82 021 664 54 788 492 80 972 642
* Enero-septiembre
Fuente: SUNAT - RREE
Los principales productos de exportación se pueden agrupar en cuatro:
alimentos,oportunidad para Camposol, Agrodoral,Danper en Trujillo
productos manufacturados,
 productos hidrobiológicos e
 insumos o materias primas,
como se puede ver en el siguiente cuadro:
Cuadro 3
Principales productos de exportación Perú / Países árabes
ALIMENTOS
MENESTRAS: FRIJOL, PALLARES
ALCACHOFAS (ALCAUCILES)
DEMÁS PREPARACIONES PARA SALSAS, Y DEMAS SALSAS PREPARADAS
CAFÉ
ESPARRAGOS PREPARADOS O CONSERVADOS, SIN CONGELAR
LECHE EVAPORADA SIN AZÚCAR NI EDULCORANTE
BOMBONES, CARAMELOS CONFITES Y PASTILLAS, SIN CACAO
ACEITUNAS PREPARADAS O CONSERVADAS, SIN CONGELAR
PRODUCTOS METALMECÁNICOS
PRODUCTOS A BASE DE CEREALES, OBTENIDOS POR INFLADO O TOSTADO
HORTALIZAS, FRUTAS Y DEMÁS PART. COMEST. DE PLANTAS, PREP. O CONSERV EN VINAGRE
MAÍZ BLANCO GIGANTE (ZEA MAYS AMILACEA CV GIGANTE)
CURCUMA
AGUACATES
MANUFACTURADOS
ARTÍCULOS DE MESA O DE COCINA, DE MADERA
MOTORES HIDRÁULICOS
ARTESANIAS
PRODUCTOS DE MADERA
VIDRIO DE SEGURIDAD CONTRACHAPADO PARA AUTOMÓVILES, AERONAVES, BARCOS U OTROS
CONFECCIONES Y TEXTILES
HILADOS DE PELO FINO PEINADO SIN ACONDICIONAR PARA LA VENTA AL POR MENOR
REACTIVOS DE DIAGNÓSTICO
ACIDO ORTOBORICO
MATERIAS COLORANTES DE ORIGEN VEGETAL DE ACHIOTE (ONOTO, BIJA)
LOS DEMAS FUNGICIDAS - A BASE DE COMPUESTOS DE COBRE
CARMIN DE COCHINILLA
MEDICAMENTOS QUE CONTENGAN OTROS ANTIBIÓTICOS PARA USO VETERINARIO PARA VENTA AL POR
MENOR
50 Jaime García
HIDROBIOLÓGICOS
HARINA DE PESCADO
GRASAS Y ACEITES DE PESCADO
ANCHOAS
INSUMOS Y MATERIAS PRIMAS
MINERALES DE CINC Y SUS CONCENTRADOS.
OXICLORURO E HIDROXICLORURO DE COBRE
OXIDOS E HIDRÓXIDOS DE COBRE
ALEACIONES DE CINC
LAMINADOS PLANOS DE CINC DE ESPESOR SUPERIOR A 0,65 MM
POLVO DE CONDENSACIÓN DE CINC
Fuente: SUNAT
3.2. Importaciones
Con relación a las importaciones provenientes de los países árabes, los montos también
son relativamente reducidos, como se aprecia en el cuadro 4.
Las importaciones realizadas por el Perú provienen principalmente de Marruecos,
Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Qatar y Túnez, como se muestra
en el siguiente cuadro.
Relaciones económicas y comerciales entre el Perú y los países árabes 51
Cuadro 5
Importaciones Perú / Países árabes
Total Liga Árabe Importación 2008
Valor FOB US$
Importación 2009
Valor FOB US$
Importación 2010
Valor FOB US$
Argelia 4338 21 659 0
Marruecos 35 218 277 11 872 533 11 015 161
Arabia Saudita 47 495 949 6 372 614 10 831 470
Emiratos Árabes Unidos 24 941 988 5 166 959 1 897 493
Egipto 3 595 248 3 876 016 1 662 928
Siria 88 854 82 424 176 164
Kuwait 170 22 435 553 465
Jordania 1 036 052 509 304 298 440
Líbano 277 330 53 948 114 356
Mauritania 38 688 5856 8495
Libia 0 6498 0
Bahréin 5 807 656 13 846 775 0
Omán 161 344 15 088 80 838
Yemen 0 0 0
Somalia 12 796 58 0
Qatar 5 865 129 1 361 519 6 312 542
Túnez 0 0 3 731 578
Yibuti 0 131 124
Irak 0 14 339 0
Sudán 0 10 857 13 655
Comoras 0 0 0
Palestina 0 0 98 050
124 543 924 43 239 013 36 794 759
* Enero-septiembre
Fuente: SUNAT - RREE
Las importaciones procedentes de los países árabes pertenecen a dos grupos de productos:
manufacturados y derivados de hidrocarburos. En el cuadro 6 se presentan
los principales.
52 Jaime García
Cuadro 6
Principales productos de importación Perú / Países árabes
MANUFACTURADOS
APARATOS PARA FILTRAR O DEPURAR AGUA
ACCESORIOS DE TUBERÍAS DE PLÁSTICO
VÁLVULAS DE RETENCIÓN
CABLES DE HIERRO O ACERO SIN AISLAR PARA ELECTRICIDAD
FUNGICIDAS
ART. DE JOYERÍA DE CHAPADOS DE METAL PRECIOSO (PLAQUÉ) SOBRE METAL COMÚN
JUNTAS O EMPAQUETADURAS DE CAUCHO VULCANIZADO SIN ENDURECER
MUEBLES DE MIMBRE, BAMBÚ O MATERIAS SIMILARES
ÁCIDOS INORGÁNICOS
RECIPIENTES PARA GAS COMPRIMIDO DE FUNDICIÓN DE HIERRO O ACERO SIN SOLDADURA
MANUFACTURAS DE ALUMINIO
PARTES DE VEHÍCULOS PARA VÍAS FÉRREAS O SIMILARES
COJINETES SIN RODAMIENTOS INCORPORADOS
VOLANTES Y POLEAS, INCLUIDOS LOS MOTONES
JUNTAS O EMPAQUETADURAS DE CAUCHO VULCANIZADO SIN ENDURECER
ALFOMBRAS Y REVESTIM. PARA EL SUELO ATERCIOPELADOS CONFECCIONADOS DE MAT. TEXTIL
SINTÉTIC
FILTROS CONCEBIDOS EXCLUSIVA O PRINCIPALMENTE PARA EQUIPAR APARATOS MEDICOS DE LA PAR
AGUJAS, CATÉTERES, CÁNULAS E INSTRUMENTOS SIMILARES.
CONFECCIONES Y TEXTILES
BARRAS, SIMPLEMENTE LAMINADAS O EXTRUDIDAS EN CALIENTE DE LOS DEMÁS ACEROS
MÁRMOLES, TRAVERTINOS Y ALABASTROS
SULFATO DE POTASIO
TRIFOSFATO DE SODIO (TRIPOLIFOSFATO DE SODIO)
FILTROS DE ENTRADA DE AIRE PARA MOTORES DE ENCENDIDO POR CHISPA O COMPRESIÓN
ELEMENTOS FILTRANTES PARA FILTROS DE MOTORES
ASIENTOS DEL TIPO DE LOS UTILIZADOS EN VEHÍCULOS AUTOMÓVILES
DERIVADOS DE HIDROCARBUROS
POLIPROPILENO, EN FORMAS PRIMARIAS
POLIETILENO
COPOLÍMEROS DE ETILENO CON OTRAS OLEFINAS
2,2’-OXIDIETANOL (DIETILENGLICOL)
LAS DEMÁS RESINAS UREICAS; RESINAS DE TIOÚREA
ÚREA FORMALDEHIDO PARA MOLDEO
Fuente: Sunat.
Relaciones económicas y comerciales entre el Perú y los países árabes 53
4. Relaciones de inversión entre Perú y los países árabes
4.1. Efecto de la crisis internacional (2008-2009) en las finanzas árabes
La crisis internacional golpeó a todas las economías del mundo y las árabes no fueron la excepción. Aunque el tamaño exacto de estas pérdidas es desconocida, diversos
estudios, como el del profesor Nader Habibi,4 estiman que es probable que los fondos soberanos árabes perdieran aproximadamente el 15% de los valores de sus activos
antes de marzo de 2009. Estos fondos aún tienen activos importantes en exceso de US$ 1500 miles de millones,5 por lo que la disminución de su valor no causó dificultades
financieras para sus respectivos Estados. Sin embargo, la disminución del valor de sus fondos soberanos ha obligado a los gobiernos a ser más cautelosos acerca de
sus proyectos de inversión.
La estimación del profesor Habibi se basó en la hipótesis de que los fondos árabes mantienen aproximadamente un tercio de sus activos en acciones de capital y bienes
raíces en los países occidentales. Los activos de renta variable perdieron casi el 50% de su valor durante el período de doce meses que terminó en marzo de 2009; en consecuencia, las pérdidas sufridas por los fondos soberanos árabes habrían ascendido a la sexta parte (aproximadamente el 15%) de sus activos totales.
En un reciente informe,6 las pérdidas financieras de la Autoridad de Inversiones de Kuwait y Abu Dhabi Investment Authority se estimaron en US$ 31 mil millones y US$ 125 mil millones, respectivamente. Dado que el valor de los activos de estos fondos
inmediatamente antes de la crisis se estimó en US$ 200 mil millones y US$ 850 mil millones, respectivamente, sus pérdidas ascendieron a aproximadamente el 15%.
4.2. Inversiones árabes en África
Sin embargo, el auge económico en los países del Oriente Medio ha dado lugar a que los inversores árabes desarrollen inversiones en África (Norte y Sub-Sahariana) en búsqueda de altos rendimientos que se están volviendo más difíciles de encontrar en la saturación de los mercados occidentales.
Con los bancos e instituciones financieras del Golfo Arábigo rebosantes de liquidez, los inversionistas ampliaron sus inversiones en nuevos mercados. En consecuencia,
ha habido muchos joint-ventures, fusiones, adquisiciones y absorciones en África.
4 «The Impact of the Global Economic Crisis on Arab Countries: A Year-End Assessment», Middle East
Brief, Crown Center for Middle East Studies - Brandeis University, 2009.
5 1,5 billones de dólares (1,5 trillion dollars)
6 «Post-Financial Crisis Outlook: What’s Ahead for Sovereign Wealth Funds?». The Capital Express, September
18, 2009.
El rápido crecimiento de las economías de Oriente Medio ha proporcionado a los inversionistas una oportunidad de reducir su exposición a los mercados nacionales mediante la expansión en los mercados africanos y más allá. Muchas ofertas en la propiedad de África y los sectores de telecomunicaciones han dominado las noticias
en los últimos años. Sin embargo, también ha sido importante la expansión a otros sectores en los países africanos, como hoteles, cadenas de supermercados, compañías aéreas, logística de transporte y los bancos comerciales y de inversión.
4.3. Fondos soberanos árabes
Los fondos soberanos árabes han acumulado multimillonarios recursos financieros
que se estiman en US$ 1644 miles de millones (véase cuadro 7). Como se ha indicado, las autoridades que tienen a su cargo las inversiones respectivas, están interesadas en explorar nuevos mercados en países en desarrollo estables y con crecimiento económico que ofrecen oportunidades más rentables y seguras.
4.4. Inversiones árabes en el Perú
La experiencia de inversiones de países árabes en el Perú es reciente y no es muy
amplia. A la fecha existen dos inversiones muy importantes a destacar:
Dubai Ports World: es el cuarto operador de puertos a nivel global. Obtuvo
la concesión del Muelle Sur del Callao e inició la construcción de un Terminal portuario con una inversión de US$ 700 millones lo que permitirá movilizar hasta 1,2 millones de contenedores anuales.
La Empresa Estatal Argelina de Hidrocarburos – SONATRACH: que tiene
una inversión de US$ 300 millones en el Consorcio Camisea. SONATRACH
es la primera productora de hidrocarburos en el continente africano y ocupa el decimosegundo lugar entre las empresas petroleras en todo el mundo.
Sin duda que las oportunidades de inversión para los países árabes en el Perú constituyen
un potencial que aun no se ha desarrollado y promovido adecuadamente.
El Perú reúne las condiciones de seguridad, rentabilidad y cuenta con los sectores económicos de interés para estos inversionistas.
Sin embargo, hay una gran competencia que hay en el mundo en búsqueda de inversiones que permita el crecimiento y desarrollo de sus economías. Por ello el Perú
debe asumir una labor proactiva para atraer y facilitar el ingreso de capitales árabes en nuestro país.
Relaciones económicas y comerciales entre el Perú y los países árabes 55
Cuadro 7
Fondos soberanos árabes
Country Funds Assets
(2007)
Assets
(2009)
Assets
(current)
Algeria Fond de Régulation des Recettes $43b $60b $47b
Bahrain Mumtalakat Holding Company $14b $14b
Kuwait Kuwait Investment Authority $213b $169-202.8b $ 202.8b
Libya Libyan Investment Authority $50b $65b $70b
Oman Reserve Fund, Oman Investment
Fund
$2b $8.2b $8.2b
West Bank/Gaza Palestine Investment Fund $0.9b $0.7b $4b
Qatar Qatar Investment Authority $30-50b $58-62b $65b
Saudi Arabia Public Investment Fund, SAMA
Foreign Holdings
$289b $436.3b $437.3b
Sudan Oil Revenue Stabilization Account $24.6b $122.4m $122.4m
United Arab
Emirates
ICD, Dubai World, Mubadala,
RAKIA, EIA
$250-875b $408.2-767.9b $795.1b
Total $878-1.523b $1.215-1.617b $1.644b
Fuentes: IMF (PDF), Monitor-FEEM SWF Transaction Database, SWF Institute, PIFC (varios años),
Sudan Ministry of Finance (varios años). Lim, Jamus. «How Have Arab SWFs Been Affected by the
Financial Crisis?», The World Bank - Prospects for Development, 2010.(*)
5. Desafíos para el futuro
• Conocer más a los países árabes (cultural y económicamente). En el Perú existe un conocimiento muy reducido de los países árabes en todos los campos: político, económico, comercial, social y cultural. Esta situación limita las posibilidades de lograr un acercamiento efectivo entre nuestro país y los países árabes.
La cultura árabe le da un peso muy importante a las relaciones humanas, al contacto personal en todos los ámbitos de vida. De allí la necesidad de acercarse más al mundo árabe y el rol central que tiene el Ministerio de
Relaciones Exteriores de liderar este esfuerzo con un nuevo enfoque de la diplomacia económica.
(*) Nota del Editor: se publica en el idioma proporcionado por el autor.
Pero el esfuerzo no se debe centrar solo en el Estado, a nivel del sector privado también hay una responsabilidad de lograr acercamientos a las contrapartes árabes. Del mismo modo, las universidades, los centros de investigación y
culturales deben asumir retos y responsabilidades para fomentar un mayor contacto con el mundo árabe.
• Fortalecer relaciones diplomáticas. En particular, la implementación de una plataforma diplomática pasa por ampliar la presencia de delegaciones diplomáticas, consulares y comerciales en los principales países árabes.
Esta plataforma debe desplegar sus actividades en forma coordinada y complementaria, con lineamientos estratégicos previamente discutidos y establecidos, con
objetivos y metas determinados. Además de convocar, como se ha indicado, a los sectores empresariales, académicos y culturales.
• Promover intercambios culturales. Los aspectos culturales son muy importantes en países con tradiciones históricas y culturales milenarias como el Perú y los países árabes. Este ámbito cultural permitirá que se conozcan mejor nuestros pueblos, sus dirigentes y sus líderes. El fortalecimiento de las relaciones culturales será una base más sólida para la construcción de relaciones diplomáticas, políticas y empresariales.
• Realizar prospectivas comerciales. Como se ha analizado en el presente
documento, el potencial de los mercados árabes es una realidad para el Perú.
El tipo de productos que tienen gran demanda —sobre todo alimentos, productos farmacéuticos, manufacturados e hidrobiológicos— son producidos y exportados por el Perú a otros países. Además, como también se ha visto,
las economías árabes son mayoritariamente abiertas y dependientes de los mercados globales.
Sin embargo, se requiere profundizar el estudio de estos productos y mercados. La labor de prospección es muy necesaria en este momento para poder obtener mayor
información acerca de volúmenes, precios, empaques, tipos de presentación, canales de distribución, mecanismos de pagos, regulaciones sanitarias, normas técnicas, competencia, entre otros aspectos.
• Realizar misiones comerciales. Las misiones comerciales son un mecanismo muy efectivo para el desarrollo de nuevos mercados de exportación e importación.
La visita de los empresarios permite tomar contacto directo con sus contrapartes y con sus realidades y entornos, facilitando el conocimiento del mercado objetivo pero además informando y difundiendo los potenciales
comerciales que ofrece el Perú.
La estructuración y organización de estas misiones comerciales requiere un trabajo previo que debe ser realizado por las representaciones diplomáticas y comerciales que tiene el Perú así como su agencia de promoción de las exportaciones (PromPerú) y
los gremios empresariales más representativos.
• Impulsar un tratado de libre comercio. Los países árabes han tenido un desarrollo económico similar al de los países latinoamericanos, implementaron hace unas décadas el modelo de industrialización por sustitución de importaciones (ISI) y desde hace unos años se han insertado en el contexto global y quieren desarrollar sus economías sobre la base de la promoción de exportaciones
con valor agregado.
En ese sentido, el Perú tiene la oportunidad para vincularse con economías con niveles de desarrollo similares (es cierto, países sometidos al imperialismo , al feudalismo y al capitalismo de la burocracia estatal dependiente del imperialismo) al nuestro y que además puede complementarse
a través del comercio internacional a partir de nuestras ventajas comparativas y competitivas.
• Promover oportunidades de inversión. Los recursos financieros con que cuentan los países árabes del Golfo (productores y exportadores de hidrocarburos) requieren de carteras de proyectos de inversión que les permita rentabilidades adecuadas a mediano y largo plazo.
Las crisis financieras internacionales de 2008 y 2009 afectaron la rentabilidad de las inversiones árabes en el exterior, sobre todo las que estaban vinculadas a los países desarrollados. La forma cómo países en desarrollo —como los latinoamericanos y particularmente el Perú— representan una interesante oportunidad para la diversificación y seguridad de sus inversiones, tanto en inversiones financieras como inversiones directas.
En particular, existiría interés en sectores relacionados con alimentos, especialmente agrícolas, industrias vinculadas a hidrocarburos, infraestructura de comunicaciones y
telecomunicaciones, sector financiero, entre otros.
Para ello se requiere conocer más acerca del funcionamiento de los multimillonarios fondos soberanos, cómo son sus mecanismos de evaluación y prospección de inversiones, qué políticas de inversión tienen establecidas, en qué sectores económicos tienen sus preferencias, entre otros.
Pero también existen grupos económicos árabes con recursos financieros que buscan consolidar su posicionamiento global y que han expandido sus operaciones a otros países más cercanos a su región.
58 Jaime García
6. Bibliografía
Behrendt, Sven. «When Money Talks - Arab Sovereign Wealth Funds in the Global
Public Policy Discourse», Carnegie Papers, 2008.
Curto, Stefano. «Sovereign Wealth Funds in the Next Decade», The World Bank,
Economic Premise, April 2010.
Habibi, Nader (Prof.). «The Impact of the Global Economic Crisis on Arab Countries:
A Year-End Assessment», Middle East Brief, Crown Center for Middle East
Studies - Brandeis University, 2009.
Laabas, Belkacem, Walid Abdmoulah. «Determinants of Arab Intraregional Foreign
Direct Investments, Arab Planing Institute, 2009.
Laabas, Belkacem, Walid Abdmoulah. «Assessment of Arab Export Competitiveness
in International Markets using Trade Indicators», Arab Planing Institute,
2010
Lim, Jamus. «How Have Arab SWFs Been Affected by the Financial Crisis?», The
World Bank - Prospects for Development, 2010.
López-Cálix, José, Peter Walkenhorst y Ndiamé Diop (editores). «Trade Competitiveness
of the Middle East and North Africa - Policies for Export Diversification»,
The World Bank, 2010.
Onour, Ibrahim. «The Global Financial Crisis and Equity Markets in Middle East
Oil Exporting Countries», Arab Planing Institute, 2010.