Páginas vistas en total

miércoles, 31 de octubre de 2012

Huracán Sandy con el equivalente de 72 bombas atómicas de 10 megatones por día; ocasiona pérdidas equivalentes a 1.25 QE3(US$ 50,000,000,000)


Huracán Sandy con el equivalente de 72 bombas atómicas de 10 megatones por día; ocasiona pérdidas equivalentes a 1.25 QE3(US$ 50,000,000,000)
(Ósea la emisión inorgánica indefinida de 40,000 millones de dólares mensuales  de la FED)

Mire el grafico mientras mas alta sea la temperatura del mar y mas sea la latitud mas poderoso sera el ciclón , en la imagen el poderoso Katrina que ocasiono perdidas de como 90,000 millones de dólares.

  

Esta imagen TRMM muestra la altura de las columnas de lluvia en el Huracán Irene. Las torres más altas —la mayor alcanza los 17 km— producen las lluvias más intensas, mostradas en rojo. Cuanto más alto sube el vapor de agua antes de enfriarse, más intensa tiende a ser la tormenta, ya que estas torres son como pistones que convierten la energía del vapor de agua en un poderoso motor de producción de lluvia y viento; además, estas torres pueden ser indicativas de un fortalecimiento futuro.
Buenas noches. Mientras el WSJ y otros medios dicen que el huracán o ciclón Sandy ha ocasionado pérdidas equivalentes a 20,000 millones de dólares en la tele el noticiero de Perú anuncio que las perdidas serian de 50,000 millones de dólares así que si la FED emite 40,000 millones al mes las perdidas serian de 50,000 millones entre 40,000 millones ósea 1,25 QE3
Buenas estuve leyendo la wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Cicl%C3%B3n_tropical
Los científicos del National Center for Atmospheric Research, NCAR (EE.UU.) estiman que un huracán expulsa energía a razón de 50 a 200 trillones ( debe ser el billón de 12 ceros sin estar seguro )de vatios al día,[21] aproximadamente la cantidad de energía liberada por la explosión de una bomba nuclear de 10 megatones cada 20 minutos,[28] 70 veces la energía consumida por los humanos en todo el mundo o 200 veces la capacidad de producción de energía eléctrica de todo el mundo.[21) cada 20 minutos en 24 horas daría 72 por dia
La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos dice en su guía de preguntas frecuentes sobre huracanes que "es altamente inverosímil que el calentamiento global pueda (o podrá) contribuir a un cambio drástico en el número o intensidad de los huracanes".[71
A ver si se calienta la tierra con esto del calentamiento climático es probable que se derritan los polos y los glaciares que ya está ocurriendo ¿no es así? Y los témpanos iceberg etc., enfrían el agua  pero si desaparecen el agua no se enfriara y será calentada por los rayos solares ¿no es así?  Y  si hay agua caliente a mas de 26,5 grados centígrados y hasta una profundidad de  50 metros, se formaran ciclones tropicales y si mas caliente esta el agua  y más tiempo ,entonces por inferencia simple  los ciclones serán más frecuentes y mas poderosos en el futuro, en mi pequeñita opinión La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos miente .
……………………………………..
Sandy da un duro golpe a la economía de EE.UU.
Por  JOSH MITCHELL  y SUDEEP REDDY

Una estatua de la Virgen María es todo lo que quedó tras un incendio en un barrio de Queens, Nueva York.

Sandy está dando un golpe a la economía de Estados Unidos que repercutirá durante semanas, interrumpiendo el comercio en la región más poblada del país, destruyendo miles de millones de dólares en propiedades y probablemente disparando los precios del combustible.

A lo largo de la costa este, es probable que algunos restaurantes, concesionarios de automóviles y otros minoristas vean una caída de sus ventas. A muchos de los trabajadores no se les pagará por las horas perdidas. Los envíos de bienes a través de los puertos marítimos y aeropuertos están siendo retrasados.

Eso drenaría miles de millones de dólares de la economía en un momento en el que ya está creciendo lentamente. Gran parte de esta actividad económica se retrasará o cambiará, como cuando el dinero no es gastado en una cafetería esta semana es gastado en una película la semana próxima. Y otras actividades comerciales repuntarán conforme los trabajadores de servicios públicos ganen más por el cobro de horas extra, los equipos de reconstrucción comiencen sus obras y los propietarios compren materiales para reparar los daños. Muchas tiendas de comestibles y de mejoras para el hogar aumentaron sus ventas mientras la gente se preparaba para la tormenta.

Sin embargo, el daño a corto plazo probablemente hará que la economía crezca más lentamente en los últimos tres meses del año en comparación al período de mediados de este año, cuando la economía creció a un tibio ritmo de 2% anual, según los analistas.

La consultora IHS Global Insight calculó el martes que la tormenta podría recortar 0,6 puntos porcentuales del ritmo anualizado de crecimiento del PIB de EE.UU. en el cuarto trimestre. Eso no refleja el impacto completo, porque el PIB mide el valor de la producción de bienes y servicios de la economía, pero no la riqueza destruida.

Los primeros cálculos del martes eran que la tormenta había causado ya daños a la propiedad por unos US$20.000 millones, incluyendo carreteras, puentes, edificios de oficinas y viviendas, según IHS. En comparación, el huracán Irene causó el año pasado daños en infraestructura por US$15.000 millones, de acuerdo con IHS.

"No es catastrófico, pero tampoco es trivial", señala Gregory Daco, economista de IHS. "Se ven grandes trastornos en los flujos comerciales, tanto en la importación como en la exportación. Se ven interrupciones en términos de construcción, en términos de fabricación, y también en términos de servicios, cines que cierran y porque puede que las tiendas locales de comestibles no estén abiertas. Es un número de golpes combinados que afectan en general la economía de EE.UU.".

En Towson, Maryland, en la tienda minorista Sofa Store, sólo dos compradores aparecieron el lunes en lugar de los 40 que suelen llegar en general, cuenta Jason Brager, gerente del lugar. "Era prácticamente un pueblo fantasma", dice Brager, que añade que muchas de las ventas de muebles del lugar debido al mal tiempo tendrán lugar más tarde. "Cuando la gente pueda volver a salir de su casa, tendremos un pequeño aumento de las ventas", confía.

Las estimaciones de daños causados por Sandy podrían aumentar en los próximos días debido a más inundaciones. Muchas pérdidas de propiedad serán cubiertas por el seguro privado o del gobierno.

Los analistas no esperan que los efectos de la tormenta se vean reflejados de inmediato en los datos económicos. El Departamento de Trabajo dijo el martes que tiene previsto difundir el informe de empleo de octubre el viernes, como estaba programado. Las cifras no se verán afectadas por la tormenta, debido a que están basadas en encuestas realizadas antes de la tormenta.

Es probable que los automovilistas sientan la presión de mayores precios del combustible. IHS señala que 70% de las refinerías de la costa este se hallaban sin operar el lunes por la noche. Ello dará lugar a una escasez en los suministros de combustible, lo que probablemente se traducirá en un aumento de los precios en las gasolinerías.
 Agradecemos al grupo editorial el Comercio de Perú, diario El Trome, Peru 21 que me ponen anuncios gratis de los productos que vendo aca en Trujillo.

lunes, 29 de octubre de 2012

Ben Bernanke: manipulador de divisas por Mary Anastasia O'grady del WSJ

Ben Bernanke: manipulador de divisas
http://online.wsj.com/article/SB10001424052970203880704578085230714107700.html?mod=WSJS_inicio_MiddleFirst
Por MARY ANASTASIA O'GRADY

El dólar es nuestra moneda, pero es su problema John Connally, Secretario del Tesoro de EE.UU., 1971

En el último debate presidencial entre los candidatos a la Casa Blanca, Mitt Romney prometió que si es elegido el 6 de noviembre, el primer día etiquetará a China como "un manipulador de divisa". También prometió poner mayor atención al comercio con América Latina, señalando que la "economía de la región es casi tan grande como la de China".

Para ser consistente, Romney debería señalar en su segundo día a la Reserva Federal, dirigida por Ben Bernanke, por emprender su propia manipulación monetaria mediante una "relajación cuantitativa" que mina el valor del dólar en relación a las monedas de América Latina. Después de todo, nadie puede esperar una relación comercial saludable con la región si la Fed está presionando a los socios comerciales de Estados Unidos hacia devaluaciones de monedas competitivas.


Ben Bernanke, presidente de la Fed

Pero esa no es la principal razón por las que un nuevo presidente de EE.UU. debería querer apretar las riendas de la Fed. La mayor preocupación es la advertencia que lanzó Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, durante la reunión de la institución en octubre en Tokio. El dinero fácil de los bancos centrales de los países desarrollados, apuntó, crea el riesgo de "burbujas de precios para los activos" en las economías emergentes.

Si la historia sirve de guía, es probable que dichas burbujas lleven a crisis financieras, lo que a su vez produce un retraso en el desarrollo. Aparte del daño que eso produce en países de ingresos medios como Brasil, las crisis financieras de los mercados emergentes también perjudican los objetivos económicos y geopolíticos de EE.UU.

Desde septiembre de 2008 y hasta fines de 2011, la Fed de Bernanke creó US$1,8 billones (millones de millones) de dinero nuevo. Pero los estrategas de la Reserva Federal apenas estaban calentando. En septiembre anunciaron que iniciarían una tercera ronda de relajación cuantitativa, es decir, más creación de dinero, aparentemente para impulsar el crecimiento y reducir el desempleo, a un ritmo de US$40.000 millones al mes sin un plazo fijo.

Con tanto dinero circulando en los bancos estadounidenses y con una tasa de referencia cerca a cero, los inversionistas están teniendo dificultades para obtener una rentabilidad decente. La búsqueda de retornos ha ocasionado un flujo de dólares hacia los mercados emergentes donde al ser convertidos a las monedas locales, ejercen presión alcista sobre las tasas de cambio.

Brasil ha experimentado esto en varias ocasiones. El ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, se ha quejado implacablemente sobre la entrada de dólares porque desde su punto de vista, el valor relativamente más alto del real es perjudicial para Brasil.

En sus declaraciones en la reunión del FMI en Tokio, Bernanke sugirió que las economías emergentes deberían simplemente dejar que sus monedas se aprecien en lugar de "resistir" las valuaciones a través de "gestión de divisas". Impedirlo, señaló, puede significar "susceptibilidad a la inflación de importaciones", lo que haría más pobres a los brasileños.

Bernanke tiene razón en un punto. La economía de Brasil está siendo frenada por demasiada intervención del gobierno, no por un real fuerte.

De hecho, la búsqueda de una moneda débil para impulsar las exportaciones es contraproducente si la meta es el desarrollo. Como Manuel Hinds, el ex ministro de Hacienda de El Salvador, escribió hace poco en Quartz, una nueva publicación en línea de la revista Atlantic: el auge brasileño en la producción industrial, que fomentó la idea de que (Brasil) se convertiría en el motor del mundo, "vino del flujo de dólares que tanto odia Mantega".

Pero la postura desdeñosa de Bernanke hacia las economías emergentes no logra dar en el principal punto. Como lo destacó Hinds, "la prosperidad excepcional durará siempre y cuando los dólares sigan entrando". Y ese es el problema. El auge es una valuación artificialmente alta de la economía de Brasil, algo que se da solo porque Bernanke ha inundado el mundo con dólares.

El problema de sostenibilidad es preocupante. Como lo señaló la semana pasada Mervyn King, el gobernador del Banco de Inglaterra: "Cuando los factores que llevan a una desaceleración son duraderos, sólo una inyección continua de estímulo (monetario) bastará para sostener el nivel de actividad real. Obviamente, esto no puede continuar de forma indefinida".

En un mundo perfecto, el fin de un flujo de dólares —o un retroceso en el alza de los precios de los commodities cuando las expectativas de los inversionistas empiecen a cambiar— simplemente resultaría en una desaceleración económica. Pero los auges casi siempre están acompañados por expansiones de crédito y Brasil no es diferente. Desde 2004, el crédito bancario ha crecido a 167% del Producto Interno Bruto (PIB) frente a 97%.

¿Qué pasa cuando una economía apalancada, que se ha alimentado de una política monetaria cómoda, de repente descubre que le han cerrado el grifo? Pregúnteles a los estadounidenses que se vieron afectados por la política de la Fed en 2007.

En Tokio, Bernanke le habló al mundo de la misma forma que el ex secretario del Tesoro de EE.UU. John Connally habló durante la cumbre del G-10 en Roma en 1971 después de que Washington abandonara los acuerdos de Bretton Woods que enlazaban el dólar al oro: supérenlo. Nosotros hacemos lo que queremos.

Esa actitud no fue constructiva para los estadounidenses o el resto del mundo. Si algún futuro presidente de EE.UU. intenta restaurar el prestigio estadounidense en el liderazgo económico, la restauración de la credibilidad de la Fed como un gestor responsable de la moneda de reserva del mundo es un primer paso necesario.