Páginas vistas en total

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Gran ofensiva talibán esta por capturar la provincia de Helmand la mayor productora de opio en Afganistán y el estratégico distrito de Sanguin.// por AMADOR GUALLAR encontrado en El Mundo . es

Gran ofensiva talibán esta por capturar la provincia de Helmand la mayor productora de opio en Afganistán y el estratégico distrito de Sanguin



Nota del autor del blog Por la tele de Perú, en TV Perú mundo dijeron que como ya se viene  el invierno los talibanes retrocederán.

Cerco a la capital del opio en Afganistán

http://www.elmundo.es/internacional/2015/12/22/56785c9346163fff2c8b4668.html





Soldados afganos ajustan su equipo en la provincia de Helmand, sobre la que los talibán han lanzado una gran ofensiva. NOOR MOHAMMADAFP


Los talibán lanzan una gran ofensiva para conquistar la provincia de Helmand
El gobernador del distrito de Sangin, Suleiman Shah, ha asegurado que "si los apoyos no llegan pronto, habrá un caos en el que todos moriremos"

AMADOR GUALLAR

Kabul

@AmadorGuallar

ACTUALIZADO 22/12/201502:07La provincia de Helmand, al sur de Afganistán, está a punto de caer en manos de los talibán, que ya casi han tomado el estratégico distrito de Sangin, cerca de la capital provincial, Lashkar Gah, en una maniobra que ha sorprendido tanto al ejército afgano como a sus aliados de la OTAN y de Estados Unidos. "Ha sido una retirada estratégica para evitar más bajas entre las fuerzas de seguridad", aseguró a Efe una fuente militar que pidió el anonimato, evitando dar más detalles sobre el número de muertos y heridos entre la policía y el ejército afganos en Sangin, donde anoche tuvieron que retirarse del complejo en el que están las oficinas gubernamentales para evitar que aumente el número de bajas.

El vicegobernador de la provincia de Helmand, Muhammad Jan Rasoulyar, ya había avisado ayer en una carta abierta dirigida al presidente afgano, Ashraf Ghani, y colgada en la red social Facebook que la región estaba "a punto de caer", por lo que dijo: "No puedo permanecer en silencio a pesar de que sé que publicar esta carta en las redes sociales le enfadará sobremanera, pero es que necesitamos ayuda urgente".
En respuesta a la misiva, uno de los asistentes al portavoz presidencial, Syed Zafar Hashemi, aseguró que "el presidente está al corriente del post en Facebook y que pronto tomará medidas al respecto", sin especificar si éstas serán para ayudar a Helmand o disciplinar a Rasoulyar


El portavoz del Ministerio de Defensa afgano, Dawlat Waziri, aseguró ayer que "Helmand no ha caído en manos de los insurgentes", así como que "tropas de refuerzo ya han sido enviadas a la zona", según informó TOLONews. Pero advirtió de que "los combates se están extendiendo a otros distritos". Por su parte, el portavoz del Ministerio del Interior, Sediq Sediqqi, explicó que la provincia "recientemente ha experimentado una creciente actividad de los insurgentes" y que las "fuerzas de seguridad están haciendo todo lo posible para recuperar el distrito".
"Helmand no se convertirá en un baluarte talibán", añadió Sediqqi. "Hasta ahora, siete miembros de seguridad y alrededor de 52 insurgentes han resultado muertos en los combates", concluyó.Abdullah Shahood, uno de los periodistas de Al Yazira en el lugar de los hechos, aseguró ayer que las fuerzas especiales afganas "han llegado y están preparando una ofensiva masiva", y que un número indeterminado de familias han tenido que "abandonar el distrito debido a los combates". El gobernador del distrito de Sangin, Suleiman Shah, explicó:"Ahora más que nunca necesitamos el apoyo de las tropas gubernamentales. No tenemos suficientes municiones y se están acabando todas las reservas. Si los apoyos no llegan pronto, habrá un caos en el que todos vamos a morir", informó en un comunicado.

Un hecho que no es nuevo, ya que el pasado abril los residentes de Sangin se quejaron de la situación, asegurando que "el ejército afgano se ha retirado de varios puestos clave, por lo que están ofreciendo el distrito en bandeja a los talibán". Todo ello a pesar de que el Gobierno de Kabul aseguró que la "recién acabada 'operación Zulfiqar'", llevada a cabo ese mes para expulsar a los insurgentes de Helmand, "había sido un éxito".

Más aún, por aquel entonces Dawlat Waziri también aseguró que "la columna vertebral del enemigo en Sangin ha sido destruida", según informó el 'Wall Street Journal". El jefe del Ejecutivo afgano, Abdula Abdula, afirmó que "en Helmand podría suceder lo mismo que en Kunduz", controlada por los insurgentes entre septiembre y octubre en lo que supuso su mayor logro militar desde la caída del régimen talibán en 2001. Además, Abdula advirtió de que, debido a que Helmand "posee un buen entorno para realizar ataques rápidos y luego esconderse, sería un sueño recuperarla si cae en manos de los talibán".

La provincia de Helmand es uno de los principales bastiones de los insurgentes, que controlan al menos tres de sus 14 distritos y nueve de ellos de manera parcial. Concentra además la mayor producción de opio de Afganistán, la fuente de financiación de los varios grupos insurgentes que azotan al país. El general William Shoffner, jefe de Relaciones Públicas de la misión de la OTAN en Afganistán, conocida como 'Resolute Support', confirmó ayer la muerte de seis soldados de la coalición, así como tres heridos, sin especificar sus nacionalidades, después de que sufrieran un ataque suicida con una moto bomba -según informaciones del Gobierno afgano- o por diversos explosivos improvisados (los conocidos como IED) -según algunos medios afganos-. El ataque se produjo sobre las 13.30 horas en los aledaños de la base de Bagram, a unos 40 kilómetros de la capital, donde se encuentra el mayor contingente de tropas de Estados Unidos y de la coalición Internacional.

Los talibán reclamaron el ataque en un comunicado dirigido a la agencia Associated Press. Por otro lado, la embajada de Estados Unidos confirmó ayer por la noche la muerte de Lisa Akbari, una ciudadana con doble pasaporte afgano y estadounidense, que había trabajado para el ejército de Estados Unidos y ahora estaba empleada en una ONG local. Los motivos del asesinato de la joven todavía no han sido esclarecidos, a pesar de que diversas informaciones apuntan a que su asesinato podría haber sido encargado por un mulá de la capital por "discrepancias personales". 


Fuentes policiales de Kabul han asegurado que "una persona fue arrestada anoche a unos 2,5 kilómetros del crimen y permanece en estos momentos bajo arresto". La embajada de Estados Unidos ya ha enviado sus condolencias a la familia, y ha lanzado una investigación para esclarecer los hechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario