Páginas vistas en total

domingo, 20 de diciembre de 2015

Apple y Google sacan ventaja en la conectividad para autos.Por MIKE RAMSEY encontrado en el WSJ


Apple y Google sacan ventaja en la conectividad para autos


http://lat.wsj.com/articles/SB11467278520540303943704581428140813060096?tesla=y



Honda comenzó hace poco a instalar como opción el software CarPlay de Apple en sus vehículos nuevos. Al mismo tiempo, conserva su propio software en los autos de la marca.




Honda comenzó hace poco a instalar como opción el software CarPlay de Apple en sus vehículos nuevos. Al mismo tiempo, conserva su propio software en los autos de la marca. PHOTO: JAE C. HONG/ASSOCIATED PRESS


Por MIKE RAMSEY


Domingo, 20 de Diciembre de 2015 12:58 EDT


Después de varios años de desarrollar software propio para conectar aplicaciones móviles en sus autos, Hyundai Motor Co. está tirando la toalla, convirtiéndose en la primera automotriz global que adopta el software de potenciales rivales como Apple Inc. y Google, de Alphabet Inc.
Puede que no sea el último fabricante que siga ese camino, según consumidores e investigadores de la industria. Los compradores de nuevos vehículos, especialmente en Estados Unidos, están pidiendo modelos que tengan CarPlay, de Apple, y Android Auto, de Alphabet, los sistemas que controlan las tableros electrónicos de los autos que hoy proveen a los conductores información y entretenimiento, y que en el futuro tal vez ingresos por compras hechas desde allí.


Las automotrices comenzaron a instalar CarPlay y Android Auto hace poco, pero dichos sistemas podrían estar presentes en 80% de los autos nuevos vendidos en 2022, señala la firma de investigación IHS. Autotrader.com, un sitio web de venta de autos, dice que 44% de los clientes que encuestó pagaría US$1.499 más para adquirir un modelo con CarPlay o Android Auto.


Tyler Theilken, de 24 años y residente de Springfield, Illinois, instaló hace poco CarPlay en su Jeep Wrangler utilizando un sistema de posventa de Alpine Electronics Inc. Fiat Chrysler Automobiles NV, propietaria de la marca Jeep, ofrece su propio sistema, “UConnect”, y Theilken ha usado en el pasado Sync, un sistema rival de Ford Motor Co.

“Ningún sistema para el auto podría ser mejor”, dice sobre CarPlay. “Creo que algún día esos (sistemas de las automotrices) van a desaparecer”.

Los fabricantes de autos se resisten a ceder la información clave y el acceso a los enlaces de entretenimiento en sus vehículos, con la esperanza de convertir la tecnología del panel de control en una razón para comprar sus marcas y, potencialmente, en una fuente de ingresos a través de la venta de información y conectividad móvil.


Como resultado, muchos fabricantes siguen gastando grandes cantidades de dinero en sus propios sistemas, aun cuando ofrecen cada vez más enlaces a los sistemas de Apple o Google a la par de los propios. General Motors Co. y Honda Motor Co., por ejemplo, comenzaron a instalar CarPlay como una opción en los vehículos nuevos, y ambas dicen que el software es bien recibido. Android Auto llegará pronto a sus modelos más nuevos.


Jay Guzowski, gerente sénior de producto de Honda en EE.UU., dice que la compañía no puede renunciar a su propio sistema, llamado HondaLink. “No todo el mundo tiene un teléfono de Apple o Android, o no están interesados en usar ese entorno”, asevera.

 Ford y otras automotrices se enfrentan a la preferencia de los clientes por sistemas de conectividad ajenos a la marca del auto.


Ford y otras automotrices se enfrentan a la preferencia de los clientes por sistemas de conectividad ajenos a la marca del auto. ILLUSTRATION: ASSOCIATED PRESS, FORD

Otros fabricantes, incluyendo Toyota Motor Corp., la mayor automotriz del mundo por ventas, evitan en gran medida a los gigantes de la tecnología de Silicon Valley y se basan exclusivamente en sus propios sistemas para mantener un vínculo más directo con sus clientes.


En parte, Toyota y otros dicen que los sistemas de Apple y Google no son adecuados para todos los compradores. No todo el mundo posee un teléfono inteligente capaz de conectarse a CarPlay o Android Auto, y los sistemas de terceros no pueden ser utilizados en todos los mercados.


En países como China, las versiones modificadas del sistema operativo Android que se utilizan en los teléfonos no funcionan con Android Auto, y el iPhone de Apple no tiene un uso tan amplio como en Europa y EE.UU. Además, los sistemas de Apple y Google no suelen conectarse con los botones del volante de un vehículo y no funcionan bien en zonas con mala recepción de telefonía celular. Estos sistemas tampoco se conectan a la calefacción y el aire acondicionado del automóvil.

La potencial entrega de toneladas de datos sobre los conductores y sus hábitos de manejo a Apple o Google también genera señales de alerta, y es motivo de debate entre los ejecutivos de la industria automotriz.

“Estamos compitiendo por cuotas de la mente dentro del vehículo”, afirma Don Butler, director de vehículos conectados de Ford Motor. La compañía con sede en Dearborn, Michigan, lanzó en los modelos 2008 su sistema Sync, que ejecuta aplicaciones, envía mensajes de texto y recibe mensajes mediante activación por voz.

Ford desarrolló un lenguaje de código abierto para aplicaciones, y está tratando de persuadir a otras automotrices que lo utilicen para que las distintas marcas no tengan que desarrollar por su cuenta sus propias conexiones a servicios de música en línea populares como Spotify y Pandora.

Hay evidencias de que las automotrices se enfrentan al duro desafío de evitar que sus clientes deserten hacia sistemas rivales. Los programas de reconocimiento de voz de CarPlay y de Android Auto, que dependen de la computación en la nube, pueden facilitar el acceso a las indicaciones de navegación, el uso de las funciones del teléfono o la selección de música.

J.D. Power and Associates, una firma de investigación de California, halló en una encuesta de junio que las mayores quejas de los compradores de autos nuevos se relacionaban con los sistemas de conectividad del vehículo. El software de reconocimiento de voz y la conexión Bluetooth fueron las principales preocupaciones, indicó la firma.

“En los últimos cinco años, muchas de estas automotrices han gastado un montón de sangre, sudor y lágrimas en el desarrollo de sus propios sistemas, con sus propias marcas, y eso está amenazado” por la preferencia de los clientes al uso de sus teléfonos inteligentes de Apple y Google, señala Mark Boyadjis, analista sénior de la firma de investigación IHS Automotive.

Hyundai, que tiene un centro de investigación e ingeniería en Silicon Valley, está de acuerdo.


“Básicamente, lo que hemos encontrado es que es muy difícil, si no imposible, mantenerse al día tan sólo con las aplicaciones de música que los consumidores quieren”, explica Cason Grover, gerente de planificación de tecnología de la división de la automotriz surcoreana en EE.UU. “Cuando usted tiene soluciones como Android Auto y CarPlay, (los clientes) pueden simplemente acudir a ellas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario