Páginas vistas en total

miércoles, 7 de junio de 2017

¿Por qué ataca Daesh a Irán?

¿Por qué ataca Daesh a Irán?

http://www.abc.es/internacional/abci-daesh-reivindica-primeros-atentados-iran-201706071339_noticia.html


La posición iraní en Siria e Irak, así como su condición de país de mayoría chií lo convierten en un goloso objetivo de Daesh, que hasta ahora no había conseguido crear un comando terrorista en el país persa
La policía iraní evacúa a un niño del Parlamento
evacuan a un niño del parlamento.


A. ALAMILLOS El Cairo

07/06/2017 13:39h - Actualizado: 07/06/2017 13:56h.



El autoproclamado Estado Isámico ha entrado con fuerza en Irán, atacando en lo que es su primer atentado reivindicado dos puntos claves del país: el mausoleo del imán Ruholá Jomeiní y el Parlamento, donde han muerto al menos doce personas tras una crisis de rehenes. Apenas media hora después de que comenzara el asalto, la agencia de noticias afín a los terroristas, Amaq, publicaba la primera reivindicación de los atentados, totalmente inusuales en la república islámica iraní.


Ambos ataques habrían sido cometidos por «combatientes» del grupo, según informó a la agencia «una fuente de seguridad». En sucesivos mesajes, que rápidamente fueron repliados por las decenas de grupos de afines a los yihadistas en Telegram, la agencia detalló que el atentado en el mausoleo de Jomeiní fue llevado a cabo por dos terroristas suicidas con chalecos explosivos, que se hicieron explotar antes de poder ser detenidos por las autoridades iraníes. En el Parlamento, asaltado por al menos otros cuatro terroristas, la «operación continúa». El grupo ha publicado varias fotografías del interior del edificio.


Se trata del primer atentado cometido en suelo iraní, que en los últimos meses ha aumentado las medidas de seguridad ante las reiteradas amenazas de Daesh. «Pese a la predisposición del EI de atacar a Irán, se trata de un objetivo muy duro», apunta a este diario el investigador en terrorismo y seguridad del grupo GESI Manuel R. Torres Soriano. La condición de Irán como país de mayoría chií y su participación en el conflicto sirio a favor de Bashar Al Asad convierten a Irán en «enemigo principal» en la ideología de Daesh, como ha insistido durante más de dos años de propaganda con numerosos artículos, reportajes y vídeos amenazando a Irán. El último, publicado este marzo, anunciando «operaciones directas» contra Irán, al que acusan de crímenes contra la población suní y de colaboración con Estados Unidos e Israel.

En un vídeo monográfico de 37 minutos publicado a finales de marzo y titulado «Persia entre ayer y hoy», Daesh presentó a los combatientes del comando persa, encapuchados y hablando tanto en farsi como otros dialectos iraníes, y que señalaron como objetivo «la conquista de Persia, que haremos que vuelva a ser un país suní».

La animadversión hacia los musulmanes chiítas, que Daesh (sunita) se ha preocupado de alimentar con mensajes llenos de odio sectario y matanzas periódicas señala como gran objetivo a Irán, país de mayoría chií con casi 80 millones de habitantes. En el mensaje sectario del grupo terrorista, los chiíes son «apóstatas», herejes de la verdadera fe musulmana y que, por tanto, pueden ser eliminados.

Pero Irán no es sólo el enemigo (religioso, chií), sino que también ha hecho mucho daño al Daesh militarmente con su participación en el conflicto sirio o incluso iraquí. El Gobierno iraní ha apoyado al grupo libanés Hezbollá, así como a milicias chiíes que luchan en el bando de Assad en Siria y que han facilitado el avance de las tropas gubernamentales sirias en el conflicto. También milicias chiíes, con espónsor iraní, participan en el avance sobre Mosul, antigua capital de Daesh en Irak.

En los últimos meses, el Ejecutivo iraní ha ido informando de la desarticulación de presuntas redes con lazos con Daesh en su territorio, pero el de este miércoles es el primer atentado que el grupo logra cometer en el país. Con apenas un 10% de población suní, muy vigilada y controlada por el Gobierno iraní, la reclutación dentro de Irán se hace muy compleja, lo que habría evitado la formación de comandos y grandes redes terroristas en el país hasta la fecha. «Pese a su predisposición, la capacidad de Daesh para operar en Irán es reducida, tanto para reclutar como para enviar comandos desde el extranjero», asevera Soriano.

Este atentado, rápidamente reivindicado por Daesh, podría reforzar la legitimidad de la intervención en Siria, pero también la represión contra la población suní en Irán, que según activistas no se libra del sectarismo. «En Irán es preferible ser judío que suní», señaló en una entrevista con ABC la periodista franco-iraní Delphine Minoui.

No hay comentarios:

Publicar un comentario