Páginas vistas en total

lunes, 26 de junio de 2017

Agravio para Popular: Italia rescatará bancos con dinero público para reducir pérdidas,"Este plan es un puñal en el corazón de la Unión Bancaria europea"el BCE pagara la deuda mala con el dinero publico italiano ,pero al banco español, Popular, la deuda mala, la pagara el Banco Santander por 7,000 millones de euros, (estarán que se golpean la cabeza contra la pared "no es justo-dirán-)//EDUARDO SEGOVIA encontrado en el Confidencial.

Agravio para Popular: Italia rescatará bancos con dinero público para reducir pérdidas,"Este plan es un puñal en el corazón de la Unión Bancaria europea"el BCE pagara la deuda mala con el dinero publico italiano ,pero al banco español,  Popular, la deuda mala, la pagara el Banco Santander por 7,000 millones de euros, (estarán que se golpean la cabeza contra la pared "no es justo-dirán-)

http://www.elconfidencial.com/empresas/2017-06-26/banco-popular-agravio-italia-dinero-publico-bce-veneto-popolare_1404935/

El Gobierno italiano rescatará dos pequeñas entidades del Veneto con dinero público para evitar que sus acreedores sufran pérdidas, en un agravio para el Banco Popular

Foto: Oficina de Veneto Banca en Venecia. (Reuters)

Foto: Oficina de Veneto Banca en Venecia. (Reuters)


Oficina de Veneto Banca en Venecia. (Reuters)


26.06.2017 – 05:00 H.

Poco ha tardado la Unión Bancaria europea en venirse abajo. Si hace menos de tres semanas el Mecanismo Único de Resolución de entidades se estrenaba con una resolución "modélica" del Banco Popular, ahora el sistema naufraga en Italia, donde su Gobierno ha esquivado el sistema europeo para rescatar 'a la italiana' con hasta 17.000 millones de dinero público a Veneto Banca y Banca Popolare di Vicenza. 

El motivo es evitar las pérdidas a los pequeños ahorradores titulares de deuda de estas entidades, lo que supone un agravio comparativo con los tenedores de subordinada en el banco español... y para el Santander.

¿De qué murió el Popular? "Los bancos no se quedan sin liquidez si son solventes"
EDUARDO SEGOVIA


La tesis oficial del Gobierno y del Banco de España de que Popular cayó por una repentina escasez de liquidez hace agua. Los expertos responden que eso no ocurre a un banco solvente

Cuando se decidió la resolución del Popular -por la que sus acciones y su deuda subordinada pasaron a valer cero-, muchas voces protestaron por el agravio que suponía la situación de la Banca Monte dei Paschi di Sienna italiana, a la que se había inyectado dinero público de forma "preventiva" para evitar que sus accionistas y acreedores perdieran dinero. Ahora, este agravio se incrementa con el nuevo rescate con dinero del contribuyente de estos dos bancos del Norte de la región del Veneto, para los que la Junta Única de Resolución ha decidido, a diferencia del Popular, que "una acción de resolución no garantiza el interés público". Eso, pese a que estas entidades, al igual que la española, han sido declaradas "inviables o próximas a la inviabilidad" por el BCE.


"Este plan es un puñal en el corazón de la Unión Bancaria europea", según 'BloombergView'. "Era una de las principales respuestas de Europa a la crisis de deuda soberana, diseñada para limitar la carga de los contribuyentes a los rescates bancarios y a asegurar que todos los bancos de la zona euro tenían unas normas coherentes. La ventaja será salvar a los acreedores senior, pero el coste será enorme: poner en entredicho, quizá de forma irreversible, la credibilidad de las nuevas instituciones europeas", añade.


 Presentación de resultados del Popular en 2015. (Reuters)
Presentación de resultados del Popular en 2015. (Reuters)


La justificación de la Junta para esta decisión es que ninguno de estos bancos proporciona funciones críticas ni se espera que su quiebra tenga un impacto significativo en la estabilidad del sistema financiero. La comparación con el Popular es más grave todavía con el caso actual, puesto que el rescate del Monte dei Paschi sí se encuentra dentro de las numerosas excepciones que ofrece la Directiva Europea de Recuperación y Resolución Bancaria, pero la intervención prevista en Veneto Banca y Banca Popolare di Vicenza no aparece en ninguna norma, ni europea ni nacional.


De hecho, el Consejo de Ministros italiano tuvo que reunirse ayer domingo para aprobar un decreto ley de urgencia para regular la fórmula para este salvamento, que hasta ahora no se contemplaba en la legislación concursal italiana.

Esta fórmula consistirá en vender solo la parte buena de los dos bancos inviables a Intesa Sampaolo por un euro y con ayudas públicas de hasta 5.200 millones (el mayor banco italiano ha exigido que la operación no reduzca su capital); el mismo precio pagado por el Santander para adquirir el Popular, con la enorme diferencia de que el banco que preside Ana Botín se ha quedado también con la parte mala, y en vez de cobrar nada tendrá que ampliar capital en 7.000 millones. Es decir, este rescate también supone un enorme agravio para Santander frente a Intesa Sampaolo.
Los tenedores de subordinada no perderán

Por el contrario, la parte mala de las entidades transalpinas parece (hay mucha confusión al respecto) que acabará en un banco malo financiado con recursos públicos, con un coste que podría rondar los 12.000 millones para cubrir la insuficiencia de provisiones. Es decir, el rescate puede rondar los 17.000 millones, una ayuda de Estado que ha sido aprobada por la Comisión Europea. El objetivo declarado por el Gobierno italiano para esta operación es salvaguardar el dinero de los depositantes y de los tenedores de deuda senior de estos bancos, entre los que se encuentran miles de clientes minoristas, y garantizar la continuidad de la operativa normal este lunes.

El ministro de Economía italiano, Pier Carlo Padoan, presenta el rescate bancario este domingo. (Reiuters)


El ministro de Economía italiano, Pier Carlo Padoan, presenta el rescate bancario este domingo. (Reiuters)


Los minoristas tenedores de subordinada también recuperarán todo su dinero, ya que en las ayudas a Intesa se incluyen unos 200 millones para este fin; en el caso del Popular, estos clientes tenían 450 millones en estos instrumentos y lo han perdido todo, y el único mecanismo de compensación que plantea el Santander se refiere a los accionistas que acudieron a la ampliación de capital de hace un año. Se supone que los accionistas de las dos entidades italianas y los institucionales titulares de subordinada también perderán todo su inversión, como en el caso del Popular.


En Italia, los bancos hicieron con la deuda senior lo mismo que las cajas de ahorros españolas con las preferentes: como los inversores mayoristas no les compraban estos títulos, los colocaron masivamente a los pequeños clientes de sus redes de oficinas. Y ahora el Gobierno pretende evitar el escándalo social que supondría perder su dinero por la inviabilidad de los bancos (la deuda senior absorbe pérdidas después de las acciones y la subordinada), por lo que prefiere esquivar el Mecanismo Único de Resolución y optar por una solución nacional que salvaguarde sus ahorros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario