Páginas vistas en total

viernes, 16 de junio de 2017

Pautas para entender el comportamiento actual del petróleo.

Pautas para entender el comportamiento actual del petróleo.

http://es.fundspeople.com/news/pautas-para-entender-el-comportamiento-actual-del-petroleo

16/06/2017 Cecilia Prieto |

 
 geoftheref, Flickr, Creative Commons
     
Son varias las novedades que han alterado los fundamentales del petróleo en las últimas semanas: la extensión por nueve meses más (hasta marzo de 2018) del recorte en la producción de la OPEP y otros productores como Rusia; el conflicto diplomático de varios países miembro de la OPEP – incluyendo Arabia Saudí- con Qatar y la amenaza de Donald Trump de vender las reservas de petróleo de EE.UU. para incrementar la competición de precios con el cártel.

Entre tanto, la oferta de crudo sigue excediendo a la demanda. “Esperamos que los precios permanezcan volátiles mientras el mercado físico esté sobre abastecido”, comenta al respecto el equipo de carteras discrecionales de Lombard Odier. En la firma señalan que el descenso de la producción ha permitido la normalización de los stocks, “un primer paso necesario para la estabilización del mercado”, y que de hecho ya están empezando a reflejarse los resultados, tal y como reflejó recientemente la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en un informe.

Sin embargo, vaticinan que “los mercados mantendrán una estrecha vigilancia debido al todavía elevado nivel de las exportaciones de la OPEP a los países de la OCDE, y al sorprendentemente sano retorno de la producción estadounidense”. El escenario central de la firma prevé que el precio del Brent (de referencia en Europa) se mantenga dentro de un rango entre 45 y 60 dólares el barril, con un precio promedio de 55 dólares en 2017y 2018.

Koen Straetmans, estratega sénior de multiactivos en NN Investment Partners, valora positivamente la decisión de la OPEP “porque ahora cubre el primer trimestre de 2018, que es un periodo estacionalmente más débil para el petróleo”. El estratega aclara que “aún no está disponible ni ha sido debatida la estrategia de salida de la OPEP, pero se espera que esté en desarrollo en función de cómo se reequilibre el mercado para entonces”, sin descartar que vuelva a extenderse el acuerdo el año que viene.

La difícil posición de Arabia Saudí…

Como se ha venido demostrando desde que se iniciara la guerra de precios entre países productores en 2014, lo que haga Arabia Saudí tiene gran influencia sobre el precio del crudo. Desde Lombard Odier recuerdan que el país ha vuelto a rebajar otro 5% sus reservas durante el primer trimestre del año, hasta 500.000 millones de dólares (un 32% menos desde el pico que marcaron a mediados de 2014), por lo que “el estrés financiero sigue siendo elevado”.

Cabe recordar que Arabia lanzó el año pasado unas ambiciosas reformas – recogidas en el Plan Nacional de Transformación- con las que pretende duplicar los ingresos no petroleros del país. “Si este proceso de ajuste fuera exitoso, el país podría reducir su punto de equilibrio del petróleo por debajo de 50 dólares el barril para 2020, suponiendo que la producción se mantenga estable en 10 millones de barriles diarios”, concluyen en la firma.

Desde ETF Securities el estratega Nitesh Shah afirma que el país está plantando cara a una causa perdida: “Claramente no puede permitirse que sus ingresos por el petróleo sigan cayendo tan drásticamente como lo han hecho hasta ahora. Después de recaudar dinero en los mercados de deuda y comprometerse con un programa fiscal con el que se va a apretar el cinturón, el país sigue luchando”.

Shah indica que el umbral fiscal de rentabilidad del país se sitúa en torno a los 78 dólares el barril (en 2014 eran 106 dólares), mientras que el barril de Brent está cotizando por debajo de los 50 dólares. El Gobierno saudí pretende vender parte de Saudi Aramco, la petrolera estatal, para compensar este déficit, “pero para conseguir una valoración satisfactoria de la compañía, Arabia requiere precios más altos del petróleo”.

El estratega cree que la extensión del recorte de la producción responde a una maniobra para comprar tiempo y reajustar las fianzas públicas. Indica que, a pesar de llevar gran parte del recorte de la producción, el país sólo ha cumplido su promesa durante el primer mes del acuerdo, y desde entonces ha vuelto a incrementar el bombeo: “Aunque aún cumple con los parámetros del acuerdo, el hecho de que la producción esté subiendo subraya la dificultad para luchar contra tendencias estacionales”.

Shah también comenta las consecuencias de la ruptura drástica de relaciones diplomáticas entre Arabia, Emiratos Árabes, Egipto y Baréin con Qatar. “Bajo tal presión, puede que Qatar decida romper su acuerdo con la OPEP y producir más de la cuota asignada”, explica. Aunque Qatar es un pequeño productor (produce 0,6 millones de barriles de los 31,7 millones que genera la OPEP), el riesgo para Shah está en que “esta falta de cumplimiento aliente a otros para que abandonen sus objetivos de producción”. El estratega cree que el Brent probablemente cotice en un rango entre los 40 y los 55 dólares, “con riesgo de que los precios se mantengan en la parte baja de la horquilla”.

… y la fortaleza de EE.UU.

Entre tanto, la producción de Canadá, Brasil y especialmente EE.UU. ha seguido al alza. “Aunque el número de pozos de petróleo en EE.UU. han caído más del 80% después de que comenzara la guerra de precios en 2014, se han más que duplicado desde el mínimo alcanzado en 2016”, comenta el experto de ETF Securities. En cambio, “la producción está cerca de máximos”, lo que interpreta como “un resultado de la creciente eficiencia de los pozos”.

Según cálculos del experto, el umbral de rentabilidad para la producción de petróleo de esquisto ha caído desde los 80 dólares por barril de 2014 a menos de 40 dólares en 2016. Su conclusión es que “el entorno de precios bajos ha ayudado a la innovación tecnológica”

Desde NN Investment Partners, Koen Straetmans prefiere hablar de “una evolución sana”. Explica que el crecimiento estimado de la producción estadounidense (un crecimiento interanual de más de 700.000 barriles para finales de 2017) “todavía quedaría lejos de los recortes de -1,2 millones de barriles de la OPEP y los -0.6 millones de barriles de los países no miembros de la OPEP”. Straetmans añade que el crecimiento de la producción estadounidense empezará a notarse más tarde que el impacto en el recorte de la producción, “y por tanto no haría descarrilar la esperada caída de los inventarios en el tercer trimestre”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario