Páginas vistas en total

domingo, 23 de abril de 2017

Afganistán : épico , 500 soldados pro norteamericanos muertos según el portavoz talibán y según el New York Times serian solo 140, es la mayor base militar construida por la OTAN y la mas moderna , la base militar de Mazar-e Sharif, el centro neurálgico de la inteligencia y las operaciones militares de las fuerzas de seguridad de Kabul y la OTAN en el norte de Afganistán,

Afganistán : épico , 500 soldados pro norteamericanos muertos según el portavoz talibán y según el New York Times serian solo 140, es  la mayor base militar construida por  la OTAN y la mas moderna , la base militar de Mazar-e Sharif, el centro neurálgico de la inteligencia y las operaciones militares de las fuerzas de seguridad de Kabul y la OTAN en el norte de Afganistán, 


la  foto es de la wikipedia

Al menos 140 muertos tras un ataque talibán contra la mayor base militar en el norte de Afganistán

http://www.elmundo.es/internacional/2017/04/22/58fb085122601d74308b458b.html


AMADOR GUALLAR
22 abr. 2017 09:38

Soldados, en la base militar de Balkh. EFE



Los talibán han asestado un nuevo y demoledor golpe a la moral del ejército afgano tras el ataque que llevaron a cabo el viernes por la tarde en la provincia de Balkh contra la base militar de Mazar-e Sharif, el centro neurálgico de la inteligencia y las operaciones militares de las fuerzas de seguridad de Kabul y la OTAN en el norte de Afganistán, y que se ha saldado con 140 muertos y al menos 60 heridos."Hoy no tenemos suficientes ataúdes", ha explicado Ibrahim Khairandish, uno de los miembros del consejo provincial de Balkh, tras la confirmación del elevado número de víctimas. Mientras, el presidente afgano, Ashraf Ghani, ha viajado hasta la base y ha afirmado a través de las redes sociales que "los atacantes son infieles", refiriéndose a lo que Kabul describe como "métodos anti-islámicos empleados por los talibán".


El portavoz del Ministerio de Defensa, el general Dawlat Waziri, ha confirmado que "más de un centenar de soldados han perecido en el ataque", pero no ha querido facilitar el número exacto de bajas, que según fuentes anónimas de la OTAN citadas por 'The New York Times', "podría superar los 140 muertos" debido al gran número de soldados que se encontraban tanto en el comedor como en la mezquita, los dos objetivos atacados por los yihadistas.


"La masacre que los talibán han llevado a cabo en la mezquita del 209º Cuerpo del ejército afgano", la principal unidad militar de Kabul en el norte del país, "sólo demuestra que los métodos talibán son criminales y barbáricos. Atacar a los soldados mientras estaban rezando va en contra de cualquier valor humano o Islámico", ha añadido. 


Un ataque planeado con infiltrados

El asalto de los yihadistas, que el Coronel John Thomas, portavoz del Comando Central del ejército de Estados Unidos, ha descrito como "uno de los más significantes por parte de las fuerzas enemigas", fue llevado a cabo por 10 guerrilleros talibán que accedieron a la base vestidos con uniformes y vehículos del ejército afgano.


Una vez dentro de la base los atacantes se dividieron en dos grupos. 

El primero se dirigió hacia el comedor principal

el segundo hacia la mezquita, en la que un gran número de reclutas se encontraba realizando la oración del viernes y "donde se produjeron la mayoría de víctimas", según ha indicado Khairandish. 


Dos objetivos que demuestran la buena planificación y la excelente inteligencia que los yihadistas poseían sobre las instalaciones de la base.

Después de seis horas de combates, puesto que ambos grupos se atrincheraron en sendas localizaciones y contaban con atacantes ataviados con chalecos explosivos, las Fuerzas Especiales afganas los rodearon y, apoyados por los asesores militares extranjeros que se encuentran en la base, según ha confirmado el Coronel Thomas, abatieron a todos los terroristas. 

El portavoz de los talibán, Zabihullah Mujahid, asumió rápidamente la autoría del ataque asegurando que "el asalto duró 10 horas y que se saldó con 500 soldados enemigos muertos, incluyendo a importante oficiales del ejército afgano". 

Unas cifras que siguen la tradición talibán con fines propagandísticos de exagerar los resultados de sus acciones armadas.Mujahid también explicó que el ataque fue llevado a cabo como respuesta a los recientes "asesinatos" de los gobernadores talibán en Kunduz y Baghlan, hecho que ha detenido momentáneamente las ofensivas terroristas en esas provincias al norte del país. 


Asimismo, advirtió que el asalto contra el cuartel general del ejército en la provincia de Balkh es "un mensaje para todos los soldados, policías, operativos de inteligencia y cualquier otra institución relacionada con el gobierno afgano. 

A partir de ahora nuestras operaciones serán más brutales y dolorosas", ha añadido.

Además, el portavoz de los terroristas ha hecho pública una fotografía en la que se muestra a los 10 atacantes que "entraron en la base gracias a la ayuda de cuatro soldados que hace tiempo están trabajando para nosotros", ha concluido. 


A pesar de que esto no ha sido confirmado, las palabras de Mujahid evidencian que la infiltración entre sus rangos sigue siendo un gran problema para las tropas de Kabul. La base de los defensores de Kunduz

El complejo militar de Mazar-e Sharif, situado a unos dos kilómetros de la capital de la provincia de Balkh, fue construido por la OTAN y liderado por Alemania entre 2002 y 2014, y es uno de los más grandes del país con una base militar de varios kilómetros cuadrados y uno de los aeropuertos más modernos de Afganistán. 

Durante años fue el centro logístico de la misión del ejército alemán, que aún tiene tropas en la misma junto a otras naciones extranjeras, para asistir y entrenar a las fuerzas de seguridad afganas operando en el norte del país, donde los yihadistas siguen aumentando su presencia.En 2014, el ejército afgano asumió las operaciones en la base que se convirtió en el cuartel general del 209º Cuerpo del ejército, uno de los mejores entrenados y que, desde 2015, ha estado liderando la defensa de Kunduz, pero que debido a la falta de equipo y la mala coordinación entre los comandantes militares provinciales ha perdido grandes porciones de territorio en otras provincias norteñas como las de Badakshan, Jawzan, Baghlan o Samangan, entre otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario