Páginas vistas en total

viernes, 21 de julio de 2017

Entrevista a Antauro Humala el verdadero creador del Partido Etnocacerista ; partido al que cambio de nombre Ollanta Humala por el de Partido Nacionalista ,y uso a su militancia y también busco el apoyo de la izquierda oportunista y una vez que llegó a ser muy probablemente presidente de Perú les pago a todos con la mas escandalosa traición, a su militancia les quito la oportunidad de ser congresistas y se rodeo de millonarios que le dictaron toda la agenda durante los 5 años .

Entrevista a Antauro Humala el verdadero creador del Partido  Etnocacerista ; partido al que cambio de nombre Ollanta Humala por el de Partido Nacionalista , y uso a su militancia y también busco el apoyo de la izquierda oportunista y una vez que llegó a ser muy probablemente presidente de Perú les pago a todos con la mas escandalosa traición, a su militancia les quito la oportunidad de ser congresistas y se rodeo de millonarios que le dictaron toda la agenda durante los 5 años .

ANTAURO: OLLANTA LLORÓ CUANDO MI MADRE LO FUE A VISITAR AL PENAL EN LA DIROES


Fuente: http://exitosanoticias.pe/exclusivo-antauro-cuenta-ollanta-lloro-cuando-madre-lo-fue-visitar-al-penal-la-diroes/

Publicado por ETNOCACERISMO el 22 JULIO, 2017




Yo le digo “…no llores como mujer lo que no supiste defender como hombre”


El siempre polémico Antauro Humala, hermano menor del expresidente Ollan­ta Humala Tasso, quien hoy cumple prisión preventiva de 18 meses en el centro de reclusión de la Dirección de Operaciones Especiales (Di­roes), ubicado en Ate, por el delito de lavado de activos, entre otros, nos respondió el cuestionario de pregun­tas que le hicimos y muy frontalmente precisó, como siempre, enfatizando su pen­samiento radical y enérgico respecto al actual ambien­te político que vive el país, ahora aún más contundente respecto a la detención de la expareja presidencial.
Antauro nos hizo saber que unos familiares que lo fueron a visitar le contaron que su madre Elena acudió a ver a su hermano Ollanta después de ser recluido en las instalaciones de la Diroes y que el encuentro fue muy triste y a párrafo seguido nos dice “….Mira el hue… se puso a llorar con mi mamá y tam­bién hizo llorar a mi vieja….” Ahora yo le digo: No llores como mujer lo que no supis­te defender como hombre, ya que siempre debiste tener los pantalones bien puestos para llevar adelante un país y no haberte dejado mandar por Nadine, para robar, real­mente eres un traidor y son “una dupla delincuencial. Además de cometer una gran traición al proyecto (etno) nacional del Perú”.
Desde el penal Virgen de la Merced de Chorrillos, Antauro Humala Tasso nos respondió a las siguientes interrogantes:


Mayor Antauro, el expresi­dente y hermano suyo, Ollan­ta Humala, acaba de ser en­carcelado junto a su esposa y ex primera dama Nadine Heredia en los penales de la Diroes y Santa Mónica, respectivamente. ¿Cuál es la primera impresión que le suscita?

Satisfacción, dado que con este encarcelamiento se cierra aquel odioso ciclo de traición al auténtico pro­yecto etnonacional gestado entre las rebeliones etnoca­ceristas de Locumba (2000) y Andahuaylas (2005). Felo­nía incubada por este par delincuencial, aprovechán­dose del cautiverio masivo de los principales cuadros reservistas y mío, una vez develado el “Andahuaylazo”.


– En una carta suya, difun­dida hace varios meses, Ud. exhorta a su hermano para que se “suicidara”; ¿mantie­ne tal “exhorto fratricida”?
A Ollanta lo dejé de consi­derar hermano desde hace muchos años y no hemos vuelto a hablar desde que rompimos en octubre-2005, cuando me visitó por últi­ma vez en Piedras Gordas. Por ende, no exhorté al sui­cidio a un pariente felón, sino a un presidente de la República que traicionó al pueblo peruano (incluidos los abnegados reservistas que posibilitaron Locumba y Andahuaylas). Recuérdese que con la subordinación a la Hoja de Ruta (HdR) var­gasllosiana, ipso facto trans­fugó políticamente hacia la derecha apátrida, contra la cual habíamos luchado y que nos mantenía presos a centenares de reservistas (entre los que me incluyo).


– Sin embargo, Ollanta y Na­dine, junto a Ilan Heredia y Alexis Humala, figuran en el JNE como fundadores del Partido Nacionalista, en abril de 2005, es decir cuando Ud. ya estaba en cautiverio. Por ello es que ambos -Ollanta y Nadine- hablaban de “su” proyecto político ¿Qué pue­de decir al respecto?

Eso es mezquindad, equi­valente a confundir el na­cimiento de un niño con la partida de nacimiento o confundir el carro con la placa.
– Explíquese.

Un bebé es resultado del romance precursor de los padres, la gestación de la madre, el parto sangriento… En cambio la partida de na­cimiento no es más que un mero trámite administrati­vo. Análogamente, el proyec­to político etnonacional se gesta desde la fundación -en Nov 89/ Escuela de lnfante­ría- de la Logia Etnocacerista conformada por siete te­nientes de mi promoción hasta nuestra detención por contrainteligencia del SIE (marzo del 90), luego -con mi resolución de baja suscrita por los vladigene­rales Hermoza, Saucedo y confirmada por Fujimori (enero 98)- con la captu­ra del enclave minero de Southern en Toquepala a consecuencia de aquella 1ra. Rebelión en Fuerte Ari­ca, el surgimiento de los batallones reservistas, el apresamiento del general Bardales (jefe de la 6ta Divi­sión Blindada acantonada en Locumba), que a la postre contribuyeron al derroca­miento de la dictadura fu­jimontesinista; después: el primer encarcelamiento de los rebeldes en el Real Felipe y nuestra amnistía congre­sal en Dic–2000.
De ahí, la publicación de nuestros libros doctrinarios y la organización del entonces denomi­nado Movimiento Nacionalista Peruano (MNP) con su vanguar­dia político-militante etnocacerista, su alianza estratégica con el gremio agrococalero hasta una segunda rebelión contra el ahora prófugo Alejandro Toledo; nuestros muertos y heridos en las barricadas de Andahuaylas; el segundo encarcelamiento masivo y vigente que -en conjunto- determinaron el triunfo electoral de un presidente desleal y corrupto, cuyo único “mérito” sería el ha­ber abonado los 140 soles más el taxi para tramitar determinado KIT electoral en el que se cambió la “M” de Movimiento por la “P” de Partido.


– Según ciertos analistas, con el encarcelamiento de Ollanta y Nadine se consagra la extremaunción del nacio­nalismo y de la izquierda en el país, así como en el Brasil, donde la condena a prisión de Lula pulverizaría a la iz­quierda brasileña y latinoa­mericana…

Reitero, la prisión ollana­dinista tan solo despeja de traidores el escenario propi­cio para el resurgir del autén­tico “nacionalismo de ADN” en el Perú, que -ahora- con las delaciones provenientes de Brasil (Lava Jato) inheren­tes a los presidelincuentes ti­mocráticos del fujimorismo constitucional, se reensam­bla como “etnopatriotismo”, cuya principal consigna será la de “paredón para la macrocorrupción presi­delincuencial”. Es que el par Cosito-Heredia al transfugar hacia la antípoda política (la derecha globoneoliberal) exoneraron de “responsa­bilidad corrupta” al (etno) nacionalismo y a la izquier­da. ¡Estos fueron despo­jados y trai­cio­nados por esa dupla que gobernó apapachada por el Grupo El Comercio, la Confiep y lo más rancio de la DBA!


– ¿Y en cuanto al incidente en la Izquierda latinoameri­cana amamantada del Foro da Sao Paulo, no coincide en que se trata de una he­catombe subcontinental?
Recuérdese que ya hubo un presidente brasileño sentenciado y destituido por corrupto en Brasil, Collor de Melo, y a nadie se le ocurrió que significaba la hecatom­be de la derecha brasileña. Además, Lula -mal o bien sentenciado sigue favorito en las encuestas presiden­ciales y te puede sacar a las calles de Río un cuarto de millón de militantes… In­clusive Evo Morales, el presi­dente (conjuntamente con el uruguayo Mujica) más honesto del continente, se ha solidarizado con el ya sentenciado Lula…

Pero no con el sentenciado Ollanta…

Es que este fue tránsfuga político, desertor ideológico y desleal con la militancia; por consiguiente, terminó despreciado y rechazado por todos, incluida la dere­cha pendeja que lo usó (al extremo de enviarme a la Base Naval y negarme mi legítima libe­ración) y engrió a su compinche Heredia como gla­morosa carátula, a manera de mona vestida de seda, en “COSAS’.


– Aun así, para algunos es de lamentar la tragedia que han de pasar los meno­res hijos de Ollanta y Nadine, ante el cauti­verio de estos.


¿Y por qué no lamentan las millares de tragedias del medio mi­llón de niños hijos de los 90 mil reos en cárcel a cargo del INPE? Además, este par delinquió desde el poder, lo cual constituye un agravante, y entonces no se condolieron de los pequeños hijos de los reservistas aban­donados en los calabozos, ni en los que se suicidaron en su celda.


– Entiendo que su hijo pri­mogénito murió estando Ud. preso…
Cierto. En aquel entonces el “nacionalismo”, prostituido de la dupla ollanadinista, escoltada por una legión de chupamedias (Abugattás, Jara, Isla, etc.), pese a ser mayoría, se oponían furio­samente a toda posibilidad de amnistía para quienes ha­bíamos -con nuestra sangre, muertos y cautivos permiti­do que estos churrupacos llegaran a ser congresistas.


– Recientemente se han pu­blicado ciertos audios de Montesinos en la Base Naval, en los que sostiene que lo de Locumba fue una farsa y que -cuando Ud. estaba también en la misma prisión- le pa­raba “gorreando” gaseosas, dada la gimnasia diaria que Ud. practicaba. 

¿Qué puede decir al respecto?


Montesinos miente respec­to a Locumba. Sus tan fa­mosas llama­das desde el Karisma a Fuerte Arica son efectua­das cuando ya estábamos -los rebeldes-en To­que­pala, o sea a 120 km de ese cuartel que habíamos aban­donado hacía ya 6 o 7 horas.

-¿Pero para qué llamaría Montesinos?

Simplísimo, para informar­se respecto a quién se estaba rebelando, si a favor de él o en su contra. Seguramente, estaba esperanzado -en su calidad de prófugo en alta­mar- en que el vladigeneral Carlos Bardales (comandan­te general del Fuerte Arica) se hubiera sublevado a su favor contra el Chino. Re­cuérdese que por entonces se aca­baba de frustrar un golpe de la cúpula mi­litar para entro­nizar al “vice” Tudela; así de candente era la coyuntura aquella. Sin embargo, la realidad era que en el ma­nifiesto de Locumba, ela­borado por mí, tildaba a Fujimori y Montesinos -en conjunto- como “delincuen­tes”.

-¿Por qué mentiría Monte­sinos?

De puro pendejo, con la es­peranza de congraciarse con el fujimorismo y el resto de la derecha.

-¿Y respecto a las “gaseosi­tas”?

En la Base Naval, donde solamente estábamos Abi­mael, Montesinos y yo, dado que la avanzada edad de ellos ya les impedía el ejercicio físico, y siendo yo el único que se “masacraba” diaria­mente, obviamente -ante las carencias de la prisión- era el gran consumidor de lí­quido refrescante. Entonces, tanto Abimael como Monte­sinos me “apoyaban” con la solidaridad natural entre compañeros de infortunio, inde­pendientemente de la personali­dad política de cada cual. Más bien era Monte­sinos quien me insistía en que le hiciera comen­tarios escritos a sus artículos, sabedor que yo también escribía y publicaba mis libros.


– ¿Y le escribió sus comenta­rios?

Para nada. No los consideraba sustanciosos, por lo que me excu­saba.

-¿Es cierto que su pareja, Ina Andrade, cuan­do le visitaba dejaba “pollo” también a sus dos compañe­ros?

Ina jamás me trajo ese alimento, aunque sí suculentos pos­tres que solidaria­mente compartía con Abimael, el “Doc” y hasta con el capitán de Navío, director de la Base, con el cual -coin­cidencias de la vida- nos conocimos durante el con­flicto con Ecuador, puesto que pertenecía a la Infante­ría de Marina cuyo emplaza­miento, en el extremo norte tumbesino, limitaba con el emplazamiento de la 9a Di­visión Blindada en la que yo servía.


– Retornando a Ollanta, aho­ra recluido en la Diroes, ¿cree Ud. que se llevarán bien los dos inquilinos expresiden­tes, dado que se encontrará con Fujimori, contra quien se sublevó junto a Ud.?

Entiendo que no estarán juntos, habida cuenta que a Ollanta le corresponde, se­gún la clasificación efectua­da por el INPE, otro régimen más severo, habida cuenta que Fujimori -con los 11 años de cautiverio que lleva- hace tiempo que progresionó al régimen ordinario.

– Además, parece que Fuji­mori ya sale para fin de año, indultado o con “perdón mé­dico”…


Más bien creo que se com­plicará eso, dado que la pre­gunta elemental que se hará la opinión pública nacional e internacional (que no es la de las encuestadoras al mejor postor, ni la de la TV de pro­piedad privada y extranjera) será: ¿cómo no va a ser el Perú campeón mundial en pro­ducción de presidentes co­rruptos si se indultan entre sí? Deben dejarse de poses e hipocresías y, en todo caso, votar la amnistía general en el Congreso fujikeikista, ob­viamente si a Keiko le da la gana o si Kenji finalmente se arrebata y lanza un ultimá­tum reconciliador.

– ¿Finalmente, mayor, qué le sugeriría a Ollanta y Nadine, ahora presos como Ud.?

No están presos, en lo absoluto, como yo. Yo estoy preso por rebelarme contra dos presidentes corruptos como fueron Fujimori y el aún prófugo Toledo. ¡Me siento orgullosísimo de ello! Por eso -una vez capturado y presentado “como reo pú­blico”- alzo los brazos enma­rrocados haciendo la “V” de la victoria; contrariamente al par de felones presos por ladrones y casi escondiendo sus caras como villanos. No se confunda nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario