Páginas vistas en total

lunes, 29 de mayo de 2017

Parece que ya no habrá guerra de invasión militar norteamericana a Venezuela para robarse el petroleo,; el gobierno Venezolano esta vendiendo PDVSA a bancos judíos norteamericanos a precio de ganga. (al vender bonos muy riesgosos debe haber ofrecido garantías inauditas).Al margen del intercambio de palabras (que es como un circo para la comunidad internacional ) en realidad EEUU es el mayor socio comercial de Venezuela casi todo el petroleo de Venezuela se va a EEUU, si de verdad estuvieran peleados ; EEUU no le compra ni una gota y el régimen de Maduro colapsa en 2 meses, y Venezuela se convierte como Libia, con decenas de miles de paramilitares armados robando ,y matando. formando alianzas con el Primer Comando de la Capital de Brasil o con las FARC y con los carteles de la droga mexicanos.

Parece que ya no habrá guerra de invasión militar norteamericana a Venezuela para robarse el petroleo,; el gobierno Venezolano esta vendiendo PDVSA a  bancos judíos norteamericanos a precio de ganga. (al vender bonos muy riesgosos debe haber ofrecido garantías inauditas).Al margen del intercambio de palabras (que es como un circo para la comunidad internacional ) en realidad EEUU es el mayor socio comercial de Venezuela casi todo el petroleo de Venezuela se va a EEUU, si de verdad estuvieran peleados ; EEUU no le compra ni una gota y el régimen de Maduro colapsa en 2 meses, y Venezuela se convierte como Libia, con decenas de miles de paramilitares armados robando ,y matando. formando alianzas con el Primer Comando de la Capital de Brasil o con las FARC y con los carteles de la droga mexicanos.

Goldman Sachs compra bonos de la petrolera estatal venezolana con un descuento del 69%

http://internacional.elpais.com/internacional/2017/05/29/america/1496030166_443065.html


La oposición exige explicaciones a Maduro por esta operación cerrada ante una grave crisis de liquidez


Caracas 29 MAY 2017 - 07:48 CEST


Petróleos de Venezuela

Petróleos de Venezuela



Dos trabajadores en una estación petrolífera en el Estado de Zulia, en Venezuela. REUTERS

Goldman Sachs ha cerrado la compra de bonos de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) con un descuento del 69%

La firma estadounidense acordó pagar al Banco Central de ese país 865 millones de dólares, 31 céntimos por dólar, por la adquisición efectiva de títulos emitidos en 2014 con vencimiento en 2022 por un valor de 2.800 millones. La operación, adelantada este domingo por el Wall Street Journal, ha provocado la inmediata reacción de la oposición, empezando por el líder de la Mesa de Unidad Democrática, Henrique Capriles, quien ha exigido explicaciones al Gobierno de Nicolás Maduro por la venta. “Muy grave, debe explicarse con detalle a los venezolanos”, ha afirmado a través de su cuenta de Twitter.



Venezuela, país productor de crudo cuya economía depende del valor del petróleo, se encuentra inmersa en una gravísima crisis institucional a la que se suman una dramática falta de liquidez y una marcada tendencia hiperinflacionista. La misma estructura del Estado y el farragoso sistema de subvenciones ha generado unos gastos que el Ejecutivo no puede sostener en el tiempo y que necesita para mantener el pulso a los opositores en medio de las protestas que desde hace casi dos meses reclaman la liberación de presos políticos y la convocatoria de elecciones. Maduro ha puesto en marcha el procedimiento para elegir una nueva Asamblea Nacional Constituyente bajo unas condiciones favorables al actual régimen.

En este contexto, el Gobierno busca liquidez a través de la principal compañía de Venezuela. Pdvsa ha estado ya en el pasado al borde de la quiebra. En 2016, la empresa lanzó un aviso a los tenedores de bonos para que aceptaran el canje de la deuda. En caso contrario, advirtió entonces, su capacidad para hacer frente a sus pagos se vería perjudicada. La petrolera es uno de los mayores exportadores mundiales de crudo y también uno de los mayores titulares de reservas. Venezuela es el país con mayor cantidad de crudo en el subsuelo: según algunos cálculos, el país latinoamericano podría seguir extrayendo petróleo durante 300 años al ritmo actual sin agotar su mayor tesoro natural. No obstante, en medio de la crisis, el año pasado se vio obligado a comprar, por primera vez, crudo ligero estadounidense para mezclarlo con el crudo pesado —el que más produce— y poder así exportarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario